Policiales
Domingo 24 de Enero de 2016

Detalles de los asesinatos en la Isla y en Cañada Seca

Ajuste de cuentas. Es la hipótesis más firme en el origen del homicidio de Juan Jesús Modón a manos de un joven. Fue el disparador que terminó con la vida de Nicolás Mondaca. El principal sospechoso se entregó

Las violentas muertes del fin de semana pasado en la Isla del Río Diamante y en Cañada Seca sacudieron a la sociedad sanrafaelina. Fueron dos casos con características distintas pero con la violencia como trasfondo: el de la Isla estuvo relacionado con un ajuste de cuentas entre dos personas que tenían algunas diferencias entre sí; en cambio el segundo hecho estuvo  vinculado a una pelea que por causas desconocidas terminó en una tragedia.
La triste saga comenzó el sábado a la madrugada en los fondos del callejón Peña, en la Isla del Río Diamante. Allí, Juan Jesús Modón (23) caminaba junto a una chica cuando fue abordado por dos individuos que lo apartaron y lo empezaron a increpar, hasta que uno de ellos le aplicó dos puñaladas. Modón ni siquiera alcanzó a defenderse, cayó al suelo mal herido y después de unos minutos murió.
Es que una de las cuchilladas, la aplicada en el abdomen, lo lesionó  en varios órganos vitales. Tirado en el suelo, fue asistido en vano por uno de sus hermanos que vive en las inmediaciones del lugar y que llegó tras al ataque. Luego una ambulancia lo trasladó a la Morgue Judicial.
A partir de ese momento los investigadores comenzaron a armar el rompecabezas para encontrar al asesino y a su cómplice. Primero se demoró a un hombre que finalmente nada tuvo que ver con el homicidio. 
Los testimonios de la chica y de algunos vecinos ayudaron a encontrar a uno de los partícipes pero por ahora el principal sospechoso sigue libre. Fue durante un allanamiento a una vivienda en el callejón Iguazú donde los policías detuvieron a un joven de 18 años, hermano del presunto autor del hecho.
Allí secuestraron algunos elementos relacionados con el crimen pero todavía no pudieron encontrar el arma homicida.
En este contexto se evaluaron varias hipótesis, pero la más firme está vinculada a viejas diferencias que tenía Modón con uno de sus atacantes. Es que Juan hace un tiempo vivía en la Isla pero luego se mudó al barrio Costa Esperanza.
Sin embargo el cambio de residencia no pudo evitar esta vieja disputa que terminó con su muerte. Ahora la Policía, por orden del juez Gabriel Ravagnani que subroga el Primer Juzgado de Instrucción (de turno), busca intensamente al asesino.
El jueves pasado hubo un segundo allanamiento sin éxito y se aguardan nuevas medidas para poder atrapar al responsable de la muerte. Una alta fuente policial consideró que “va a caer en los próximos días porque mucha logística no tiene” y explicó que “se trata de un joven de unos 20 años que tiene antecedentes por robos violentos contra la propiedad”.
La tragedia de Cañada Seca
Una pelea verbal entre dos grupos de jóvenes a la salida del Festival del Caballo desató una tragedia que terminó con la vida de Nicolás Mondaca (29).
Después del encontronazo inicial, Mondaca y dos amigos partieron a pie  rumbo a sus casas en La Correína sin imaginar lo que en dos horas iba a pasar. Es que uno de los integrantes del otro grupo, que se quedó con “la sangre en el ojo”, fue hasta la casa del padre, buscó un cuchillo y le pidió a éste que lo llevara hasta la casa de Mondaca.
Encontró a Nicolás y sus amigos en una calle pública de esa zona. El homicida se bajó, golpeó en la cara a uno de los amigos de Mondaca y luego le asestó cuatro puñaladas a Nicolás que cayó sin vida. Después se subió a la moto y junto a su padre regresaron a la vivienda, de donde se fugó en búsqueda de un refugio más seguro.
Con el testimonio de los presentes en el hecho, la Policía detuvo al padre del agresor, quien confesó haber acompañado a su hijo hasta el lugar donde se encontraba la víctima.
A partir de ese momento los investigadores iniciaron la búsqueda con un allanamiento a la casa del homicida, donde secuestraron algunas ropas con manchas de sangre, no así el cuchillo utilizado.
Pasaron 48 horas hasta que con la asistencia de un abogado, Brian Pardo (22) se entregó en la Unidad Investigativa donde quedó detenido tras ser indagado por el juez Ravagnani, en tanto que su padre fue liberado hasta que se investigue su participación en el crimen.
Tanto Mondaca como Pardo, que es un trabajador rural, no tienen antecedentes de ningún tipo y por ahora se desconoce la causa de la pelea que terminó con la absurda muerte del hombre de 29 años. Una hipótesis estaría relacionada al consumo del alcohol como disparador del violento hecho.
Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com
 

Comentarios