Deportes
Sábado 18 de Junio de 2016

Detienen a jugador de Primera por chocar y atrincherarse

El mediocampista fue detenido por desobedecer a la Guardia Urbana y negarse a ser sometido a un control luego de embestir con su auto a otro vehículo.

 El jugador de Estudiantes de La Plata Leonardo Gil fue detenido en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca tras negarse a un control de alcoholemia luego de chocar contra un utilitario y escapar del lugar mientras que además se negó a brindar su identidad cuando arribó la policía. 

Según informó el diario La Nueva en su sitio web, el episodio ocurrió alrededor de las 6.30 de ayer cuando Gil, de 25 años, iba a bordo de una camioneta Hyundai de color negro por la calle Gorriti al 600.

En circunstancias que se investigan, el mediocampista habría embestido a un utilitario Renault Kangoo blanco en el que viajaban dos hombres y, según la versión del conductor de este vehículo, identificado como Juan Erices, de 24 años, Gil lo chocó "y escapó a gran velocidad", pasando "varios semáforos en rojo".

"Yo circulaba sobre la mano derecha, a la par, lo hacía una motocicleta y siento que una camioneta pasa entre ambos. El de la moto se tira al costado, yo sigo y la camioneta quiso esquivarlo, pero con la cola agarra el paragolpe, guardabarros y puerta del lateral derecho (de la Kangoo blanca)", reveló Erices. 

El conductor de la camioneta reveló además que Gil no frenó y "se dio a la fuga", por lo cual lo siguió "por el tema del seguro" mientras que comentó que el futbolista "pasó todos los semáforos". 

Erices contó que cuando logró acercarse al rodado de Gil le puso "la camioneta adelante", a la vez que decidió junto con sus acompañantes "sacarle la llave": "Le abrimos el vehículo y le dijimos que baje, pero no quería. Ahí uno de mis compañeros, que es futbolero, lo reconoció".
En tanto, se informó que la policía llegó al lugar diez minutos después y junto con los agentes de la Guardia Urbana le realizaron el test de alcoholemia, tras lo cual se comprobó "que no le daba la capacidad pulmonar", según sostuvo un testigo. 

El hombre aclaró que el futbolista "no podía soplar tres veces seguida y cuando se lo invitó a realizarlo de nuevo se negó", por lo que los uniformados dejaron constancia que presentaba "fuente aliento etílico".

Además Erices comentó: "Estuvo casi dos horas arriba de la camioneta no queriéndose bajar, estaba totalmente perdido y cuando lo hizo se cubrió la cabeza con la capucha de la campera. En todo ese tiempo no llamó ni quería que llamen a alguien". 

Según se indicó, Gil fue aprehendido por "desobediencia" y en el hecho tomó intervención la fiscal Claudia Lorenzo, de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 15, quien en horas de la tarde del viernes le otorgó la libertad. 

Previamente, el mediocampista debió someterse a las pericias de alcoholemia, de drogas y físicas que fueron realizadas por el cuerpo médico policial, según explicó el comisario Esteban Gómez, a cargo de la comisaría Quinta, adonde fue derivado el joven hasta su liberación.

Comentarios