Policiales
Sábado 01 de Octubre de 2011

Detuvieron al autor del robo de medio millón en la calle Avellaneda mientras estaba en plena mudanza

Lo apresaron en la ruta 143 a la altura de la localidad de Salto de las Rosas cuando se trasladaba en un flete. La policia encontró 47.000 pesos en un inflador de pie.

Por Javier Martín

El autor del cuantioso robo de $540.000 en calle Avellaneda en la casa de un empresario dueño de campos petroleros en Malargüe, ocurrido a mediados de julio, fue interceptado y detenido ayer en la ruta mientras se mudaba de Neuquén hacia esta ciudad.

El espectacular operativo, del que UNO San Rafael informó en exclusiva, se produjo en la ruta 143 a la altura de la localidad de Salto de las Rosas, distrito de Cañada Seca, a raíz de que los investigadores sabían que el sospechoso estaba por volver a vivir a San Rafael debido a que se había intervenido su línea telefónica por orden judicial.

Dentro de un inflador de pie, la policía encontró $47.000 que el hombre, de unos 27 años y con antecedentes, había guardado. El detenido venía de acompañante en un taxiflet que contrató para venir desde Neuquén, donde se había ido tras el suculento robo, y en el que traía electrodomésticos y otros elementos como camas, los cuales se investiga si compró con el dinero sustraído.

En el taxiflet, una camioneta Mazda de color rojo que no está vinculado al hecho, además se encontró marihuana escondida entre las ropas en un bolso que traía el ahora detenido.

Los detalles de un hecho asombroso

El resonante robo, el segundo más importante de la historia de San Rafael teniendo en cuenta la cantidad robada, ocurrió en el fin de semana del 15 al 17 de julio en la casa del empresario Ángel Lamas, de la calle Avellaneda al 232. En ese momento, el presunto autor violentó una puerta lateral de la casa y se dedicó a buscar cosas de valor.

Aunque no está confirmado, fuentes policiales señalaron que el delincuente no habría sabido de la existencia del dinero, sino que se encontró el paquete cuando revisaba un armario de una de las habitaciones. El dinero era propiedad del dueño de la casa, empresario que alquila campos a petroleras que realizan explotación petrolífera en Malargüe.

La clave de la investigación, para que pudiera llegar a buen término, más allá de que aún no se encuentra la mayor parte del dinero, fue el hallazgo de huellas dactilares en la casa, las que llevaron a identificar al ahora detenido porque ya estaba identificado en las fichas de Investigaciones, según consignaron fuentes policiales. Anoche Investigaciones estaba a punto de realizar otro allanamiento para detener a un posible cómplice y buscar el resto del botín.

La vivienda robada está ubicada a apenas una cuadra de la terminal de ómnibus de San Rafael y a unos 400 metros del kilómetro cero de la ciudad. Su fachada no es para nada lujosa y era difícil imaginar que allí dentro podía haber semejante suma.

 

Comentarios