Más noticias
Martes 06 de Septiembre de 2011

Detuvieron a cinco personas por el secuestro y el asesinato de Candela

Las detenciones fueron realizadas por los investigadores a partir del contraste de material genético secuestrado en una casa de Hurlingham, ubicada cerca de donde apareció el cadáver.

Cinco personas fueron detenidas este lunes por la noche por la Policía en la investigación del asesinato de la nena Candela Sol Rodríguez. Las detenciones fueron realizadas a partir del contraste de material genético extraído del cuerpo de Candela y de elementos secuestrados en una casa del partido bonaerense de Hurlingham, ubicada sobre la calle Kiernan a pocas cuadras del lugar donde apareció el cadaver de Candela.

 

Entre los detenidos se encuentran Gladys Cabrera, propietaria de la casa, y de Ramón Altamirano, quienes por la noche quedaron alojados en la alcaidía de Isidro Casanova y en una comisaría de Hurlingham, respectivamente. Así lo informaron fuentes judiciales a la agencia Noticias Argentinas.

Se trata de la primera propiedad allanada por los investigadores el día posterior al hallazgo del cadaver de Candela, precisaron los voceros consultados, que también recordaron que en esa casa se encontró "comida para perros". En el descampado donde fue tirado el cuerpo de Candela había bolsas de comida para perros, junto a la que contenía el cadáver de la niña.

Cabrera es la dueña de una casa situada a pocas cuadras de donde apareció el cadáver de la niña y Altamirano es un carpintero sindicado como el encargado de proveerle la comida a Candela cuando estaba cautiva.

Además, fueron aprehendidos el hermano y el padrastro de la mujer y otro hombre dedicado a realizar fletes con una camioneta Renault Trafic blanca.

Los investigadores del asesinato de Candela tenían una orden explícita de realizar detenciones sólo en caso de que tuvieran "certezas" para hacerlo. La decisión política de no detener a personas que luego recuperen la libertad por "falta de mérito" fue transmitida este mismo lunes a los investigadores tras una reunión del comité de seguimiento del caso que se desarrolló en el partido bonaerense de Hurlingham.

Allí, los investigadores también manifestaron sus expectativas en el estudio genético que mandaron a realizar sobre una muestra de cabello recogido en el allanamiento de una casa de Villa Tessei el último viernes por la noche, para determinar si allí estuvo secuestrada Candela hasta el momento de su muerte.

El fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate, el principal responsable de la investigación, aseguró este lunes que el cuerpo de Candela "probablemente" fue lavado antes de ser abandonado por el o los asesinos.

El funcionario indicó que "el cuerpo probablemente había sido lavado, es cierto que no estaba como cuando uno sale de la ducha, pero no estaba en el estado en el que suelen encontrarse los cuerpos que llevan dos o tres días de muertos".

FUENTE: A24.com

 

Comentarios