Viernes 23 de Septiembre de 2016

Detuvieron en Cuadro Benegas a un pedófilo checo con pedido de captura internacional

Estaba trabajando en una finca ubicada en calle El Moro al 4800. El hombre de 34 años quedó a disposición del Juzgado Federal.

Un hombre de 34 años de nacionalidad checa fue detenido por la Policía Federal sospechado de ser un peligroso pedófilo que tenía pedido de captura internacional.

El procedimiento comenzó tras una llamada anónima que inició, hace unas semanas, la investigación. Es que el denunciante, según comentó el comisario de la Policía Federal, Gustavo Otero "conocía una persona con algún impedimento legal".

Los policías locales nunca imaginaron que iban a estar frente a un caso de pedofilia denunciado en Praga en la República Checa. Es así que después de una exhaustiva investigación que incluyó recorridas por la zona donde estaba se sospechaba estaba el prófugo, lo encontraron en la finca Tamara ubicada en calle El Moro al 4800 del distrito de Cuadro Benegas a unos 20 kilómetros del centro de la ciudad.

En ese lugar después de identificarlo, los federales consultaron la base de datos de la Policía Federal que informó que Martin Šoupal tenía un pedido de captura de Interpol vigente. Su nombre y la foto estaban en una circular roja de la Policía Internacional.

En este marco Otero confirmó que "la circular tenía una observación que indicaba que era peligroso en el contacto con jóvenes". Asimismo informó que "no tendría antecedentes por delitos similares en el pais".

Šoupal habría ingresado al país en el 2013 y desde hace un tiempo trabajaba en San Rafael. En ese sentido el comisario no supo precisar desde cuándo, sin embargo señaló que "le habrían dado casa y comida a cambio de trabajo".

El checo fue trasladado al Juzgado Federal y quedó a disposición del juez Eduardo Puigdéngolas. Ahora , mencionó Otero, "creemos que va a haber contactos con Cancillería para iniciar o no la extradición a su país de origen".

Mientras dure este trámite, el hombre quedará detenido en la Penitenciaria local salvo que se lo traslade a otra unidad federal.

Una vez que se confirmó la detención de Martin Šoupal, Interpol dio de baja la búsqueda en Internet y desparecieron los datos del pedófilo.

En este marco, en diálogo con vecinos de la finca Tamara Diario Uno confirmó que "varios lo habían visto trabajar en esa finca". Los consultados dijeron desconocer el origen de este hombre y solo se limitaron a decir que era "extranjero".

Uno de ellos, una mujer comentó que "no vimos cuando se hizo el operativo y no sabíamos que tenía causas pendientes en la Justicia". Lo cierto es que muchos se sorprendieron cuando se enteraron que el checo era buscado por abusos a niños.

Antecedentes

Según artículos periodísticos publicados en 2013 en República Checa, Martin Šoupal escapó del hospital mental en Praga Bohnice a inicios de junio de ese año.

En ese país europeo fue acusado de abusar de un niño en un campamento infantil, a lo que se le suma dos intentos de abuso de dos niños pequeños.


Desde su fuga no se lo pudo ubicar más y, según las sospechas policiales, se había ido de ese país, teniendo en cuenta que conocía otros países, porque anteriormente había estado en Brasil, Ucrania y Moldavia.


Comentarios