Policiales
Martes 07 de Abril de 2015

Detuvieron en San Luis al presunto asesino de Camelia Ávila

Lo encontraron en Villa Mercedes. Trabajaba haciendo changas y estaba oculto en un pequeño departamento que había alquilado. Es el sospechoso del brutal crimen de esta vecina de la calle Deoclesio García.

El principal sospechoso del crimen de Cirila Camelia Ávila fue detenido este lunes pasadas las 23 en un procedimiento realizado en la ciudad de Villa Mercedes, San Luis.
Se trata de Francisco Cáceres (23), cuyo pedido de captura solicitó el titular del Segundo Juzgado de Instrucción, Pablo Peñasco.
El hombre estaba oculto en un departamento ubicado en la calle Córdoba de esa ciudad puntana y aparentemente hacía algunas changas para sobrevivir.
El operativo comenzó hace un mes cuando el magistrado ordenó una serie de escuchas telefónicas para determinar su paradero. Luego de algunas pesquisas, personal de la Unidad de Investigaciones viajó hasta esa ciudad y con la colaboración de policías locales comenzó a vigilar el lugar donde se escondía Cáceres.
Durante el procedimiento Cáceres, al darse cuenta que los policías lo estaban por atrapar, se resistió y cuchillo en mano agredió a un policía puntano al que lastimó en uno de sus brazos y dañó su moto a patadas.
También fue ayudado por un vecino que con un palo salió a defenderlo hasta que llegaron algunos refuerzos que pudieron controlar la situación.
Cáceres quedó alojado en la Unidad de Investigaciones de esa localidad y sería trasladado mañana a San Rafael donde el juez le tomará declaración. En este marco, Peñasco ordenó el allanamiento del departamento en búsqueda de mayores pruebas para esclarecer el crimen de la anciana, que fue atacada el 13 de febrero cuando un hombre ingresó a su casa  y a los golpes la mató.
A partir de ese momento comenzó una paciente investigación que concluyó ayer con la detención del principal sospechoso.
El crimen
El 23 de febrero apareció muerta junto a su cama Cirila Camelia Ávila, una mujer de 76 años que vivía en Deoclesio García al 630 de esta ciudad,
El cuerpo presentaba varios golpes producto del ataque de un hombre que ingresó por la madrugada con fines de robo. Luego las pericias determinaron que el atacante sería vecino de la anciana.
Es que las pisadas con sangre conducían hasta un pequeño departamento contiguo a la propiedad de Ávila. Aparentemente, el asesino tomó un un bolso con algunas pertenencias y escapó de San Rafael.

Comentarios