Sábado 03 de Septiembre de 2016

Detuvieron a un médico que fue condenado por un aborto y estaba prófugo de la Justicia

Se trata de Juan Carlos Bartomeu que fue condenado en diciembre del 2012 por haber ralizado un aborto que terminó con la muerte del feto y lesiones gravísimas de la madre. Por este hecho sigue prófugo el galeno Jacinto Carballo que también fue condenado. 

El médico Juan Carlos Bartomeu, condenado en diciembre del 2012 por haber realizado un aborto que terminó con la muerte del feto y lesiones gravísimas a una mujer en Monte Comán, fue detenido este viernes al mediodía en una finca ubicada en calle Lassa al 500 aproximadamente en el distrito de El Cerrito. 
El procedimiento lo concretó personal de la Unidad de Investigaciones tras el pedido de captura ordenado por la Segunda Cámara del Crimen. Es que Bartomeu junto al otro médico condenado por este hecho, Jacinto Carballlo, apelaron la medida hasta que en julio de este año la Corte provincial rechazó el recurso y convalidó el fallo de los jueces sanrafaelinos. 
Bartomeu de 71 años fue condenado a 5 años de prisión efectiva y el mismo período de inhabiltación para ejercer la profesión. Aparentemente el galeno se había escondido en esa finca pero un dato que surgió en la investigación fue clave para su detención. 
El profesional no ofreció resistencia al arresto y fue trasladado a la Unidad de Investigaciones donde permanecerá durante el fin de semana hasta ser trasladado a Tribunales donde se le notificará la condena. 
En esta causa sigue prófugo el médico Jacinto Carballo que también fue condenado a 3 años y 8 meses de prisión efectiva más 7 años y 4 meses de inhabilitación para ejercer la medicina. 
El hecho 
Según lo probado en el juicio, los dos médicos practicaron un aborto a una mujer, Ramona Olivera, de Malargüe, en el consultorio de Jacinto Carballo el 20 de abril de 2011 en Monte Comán, durante el cual murió el feto.
En esa práctica también se le perforó el útero y el intestino grueso a la mujer por el mal uso de la cureta (instrumento en forma de cuchara con filo).
Entonces Ramona sufrió una descompensación y hemorragias por la vagina. Ante este cuadro en el que ella podría haber muerto, Carballo se desentendió del tema y le ordenó a su colega que se la llevara porque se iba a morir.
Bertomeu decidió trasladar a la mujer hasta el hospital de Malargüe, donde este profesional cumplía funciones.
Trasladados por el marido de Olivera, llegaron a Malargüe a las 2.40 del 21 de abril y allí se le extirpó el útero y se le hizo una separación quirúrgica del tramo dañado del colon.
El profesional asistió a la operación y, según el fallo, “intentó una maniobra en el útero para disimular el aborto”.
En este contexto, los jueces condenaron a Bertomeu por “aborto profesional en concurso real y lesiones culposas gravísimas y abandono de persona”. Y a Carballo se lo condenó por “aborto profesional en concurso real y lesiones gravísimas”.
La sentencia no quedó firme porque la defensa la apeló y ambos quedaron en libertad. Pasaron casi cuatro años para que la Corte ratificara el fallo de la Segunda Cámara, que en junio ordenó la prisión efectiva para ambos profesionales y la inhabilitación para ejercer la medicina.
En el caso de Carballo, los jueces deberán computar en la condena el tiempo que pasó preso cuando fue acusado del intento de homicidio contra su amigo Zulimán Bittar

Comentarios