Policiales
Martes 15 de Diciembre de 2015

Detuvieron a una parapsicóloga sospechada por contratar a dos sicarios para matar y enterrar a un hombre

La Policía de San Luis sospecha que el crimen de un hombre que había desaparecido dos meses atrás y fue encontrado enterrado a dos metros de profundidad en un campo cercano a la ciudad de Villa Mercedes fue cometido por dos sicarios contratados por una parapsicóloga.
Los tres sospechosos por el asesinato de Pedro "El Ruso" Fridel, de 58 años, ya se encontraban detenidos en esa ciudad del este puntano, donde la Policía mostró preocupación por lo que consideran como el primer crimen por encargo cometido en la ciudad por forasteros.
Fridel, un hombre oriundo de La Pampa, había desaparecido el 19 de octubre pasado y cuyo cuerpo fue encontrado el domingo último por la noche enterrado en un campo situado a cinco kilómetros de la ciudad.
Según indicó el subjefe de la Unidad Regional II, el comisario Oscar Contrera, la Policía había hallado antes en el lugar un par de zapatos y luego los perros rastreadores utilizados en un rastrillaje ubicaron en el lugar en el que el cuerpo había sido sepultado.
Por el caso se encontraban detenidos desde antes del hallazgo del cadáver la parapsicóloga Cristina Paredes, de 62 años, además de Alberto Quiroga y Héctor Aguirree, dos hombres que fueron apresados la semana pasada en operativos realizados en distintas localidades del Gran Buenos Aires.
Fridel residía en una quinta situada al sur de Villa Mercedes, que era propiedad de Paredes.
Los investigadores policiales determinaron que el hombre asesinado residía en el lugar y se negaba a abandonarlo, hasta que su dueña no le pagara una deuda que con él mantenía.
"El móvil del crimen sería la intención de hacerlo desaparecer a Fridel para no afrontar la deuda y desocupar la casa quinta", sostuvo Contrera en declaraciones reproducidas por San Luis Noticias
La investigación arrancó con la denuncia de familiares de Fridel, oriundos de Colonia Barón, La Pampa, sobre su desaparición.
La primera pista de que "algo raro sucedía" es una serie de mensajes de texto que se habían emitido desde el teléfono celular que utilizaba Fridel.
Es que según sus allegados, el hombre no sabía cómo mandar sms y se limitaba a utilizar el aparato a modo de voz.
Si bien la forma en la que se produjo el crimen no había podido ser establecida por el momento, se sospecha que el "Ruso" fue asesinado de un disparo en la cabeza y la causa está caratulada como "homicidio calificado por precio o promesa de remuneración".
Fuente: Noticias Argentinas

Comentarios