Política
Jueves 25 de Febrero de 2016

Deuda: el gobierno argentino y los fondos buitre se acercan a un acuerdo

Frente económico externo. El grupo de bonistas más duro tendría un preacuerdo con el gobierno nacional. La semana próxima, el Poder Ejecutivo enviará al Congreso un proyecto para derogar la ley cerrojo.

Las negociaciones entre la Argentina y los fondos buitre quedaron en el umbral de un acuerdo definitivo por la deuda en default, al tiempo que la Corte de Apelaciones de Nueva York fortaleció la posición del país al devolverle al juez Thomas Griesa dos causas que le restituyen atribuciones para levantar los embargos.
    Matthew McGill, abogado de los fondos NML Capital, reveló ayer que existe un “acuerdo económico” con la Argentina, pero el gobierno nacional dijo que “aún se sigue negociando” y que una eventual solución será informada por el mediador, Daniel Pollack.
    Por su parte, ayer trascendió que el gobierno enviará la semana que viene a la Cámara Baja un proyecto para derogar la llamada ley cerrojo y la ley de pago soberano.
    “La idea del gobierno es comenzar a tratar en Diputados el proyecto para derogar la ley cerrojo y la ley de pago soberano”, indicó una fuente legislativa, que agregó que el gobierno dice tener un acuerdo cerrado con los bonistas que no ingresaron a ninguno de los acuerdos anteriores.

Madura el acuerdo. En tanto que el representante de los acreedores indicó durante la jornada de ayer: “Hemos llegado a un acuerdo económico con la Argentina por 5 mil millones de dólares”.
    La declaración se produjo durante una audiencia en la Corte de Apelaciones de Nueva York, tribunal que aceptó los pedidos de Argentina de desestimar pedidos de revisión sobre las causas “mee too” y Citibank.
    De esta forma, el tribunal superior de ese país giró nuevamente esas causas al juez Griesa, quien así recuperó las facultades para levantar los embargos cuando la Argentina cumpla con las condiciones impuestas que se fueron conociendo durante estos últimos días.
    Tras conocerse la declaración de McGill, el gobierno argentino aclaró por su parte que “aún se sigue negociando”, aunque reconoció que se está muy cerca de firmar un acuerdo“, según fuentes del propio ministerio de Hacienda.
    “Cualquier anuncio tiene que ser informado por Pollack”, se preocuparon en aclarar las fuentes oficiales.
    A partir de este cuadro de situación se estima que la Argentina y los holdouts de mayor resistencia habrían logrado un preacuerdo en lo económico y por estas horas se debaten los puntos legales para concluir el convenio.
    A media tarde de ayer y dado el volumen que tomó la noticia, el propio Pollack emitió un comunicado en el que cuestionó la actitud de Mc Gill y lo acusó de violar la confidencialidad del diálogo entre las partes.
    En ese mismo comunicado Pollack puso de manifiesto en forma enfática que él es el mediador designado y quien debe anunciar un  acuerdo.
    En el texto no desmiente lo enunciado por el abogado de los holdouts.
    Mc Gill mencionó que el pacto será por 5 mil millones de dólares, pero no precisó si es el monto que deberá pagar la Argentina o si se refería a una porción de los títulos en litigio.
    El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, había anunciado el lunes pasado que la Argentina había alcanzado un acuerdo con “una tercera parte” de los tenedores de títulos, en la que estaban excluídos los más belicosos.
    El funcionario también había anunciado que Argentina iba a emitir un bono por 15 mil millones de dólares para pagarles a los fondos buitre, mientras había reconocido que la deuda global ascendería a 20 mil millones.
    El juez Griesa ya había dado a conocer que levantaría la cautelar si Argentina llegaba a un acuerdo con los holdouts que tienen fallos a su favor contra la Argentina en la Justicia norteamericana.

Apoyo de Francia

La canciller Susana Malcorra consideró ayer que “el hecho de que Francia exprese su confianza y apoye a la Argentina, ayuda y contribuye a encontrar una salida a los problemas” vinculados con los reclamos de los fondos buitre, al generarse “una corriente de base positiva”.  “Francia tiene un rol muy importante en el Club de París, participa activamente en todos los organismos financieros internacionales, como el fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, y por supuesto es una voz reconocida en ese mundo, así que el hecho de Francia exprese su confianza y apoye a la Argentina, ayuda y contribuye a encontrar una salida a los problemas”, dijo la canciller en Casa de Gobierno en el marco de la visita del presidente francés Francois Hollande.

Comentarios