Economía
Sábado 14 de Febrero de 2015

Deuda: un tribunal británico le marcó la cancha al juez Griesa

Un juez de Londres falló a favor de eurobonistas. Dijo que la orden que congela el pago a acreedores no puede afectar a los bonos con legislación inglesa. Soros, beneficiado.

La Justicia británica dispuso que los títulos argentinos emitidos al canjear deuda bajo ley del Reino Unido no pueden ser afectados por el fallo del juez de Nueva York Thomas Griesa.

La medida favorece al magnate George Soros, a través de su fondo Quantum y al fondo Hayman Capital, según se informó ayer en Londres.

A partir de ahora los acreedores podrán reclamar el pago de unos 226 millones de euros, que el gobierno argentino había depositado en junio del año pasado en el Bank of New York Mellon y que fueron inmovilizados por orden del magistrado estadounidense.

El Ministerio de Economía destacó que la decisión de la justicia británica "dejó en claro que Argentina no estuvo ni está en default ya que este dinero pertenece legítimamente a los bonistas", indicó en un comunicado emitido esta tarde por el Ministerio de Economía ante la decisión judicial británica.

La cartera que dirige Axel Kicillof informó que un magistrado británico dictó la sentencia en la causa iniciada por los tenedores de deuda reestructurada Argentina (eurobonholders) contra el Bank of New York Mellon (Bony). El magistrado ratificó que los 226 millones de euros que Argentina pagó a fines de junio de 2014 están regidos por ley inglesa y, por lo tanto, fuera del alcance del Juez Thomas Griesa.

El fallo fue girado por el juez David Richards, quien está al frente a la División de Cancillería del Tribunal Superior de Justicia de Londres. El magistrado dictó una sentencia ratificando una opinión preliminar emitida el 7 de noviembre de 2014, por su colega Guy Newrey.

"Esta posición se contradice con lo afirmado por los fondos buitre, el juez Griesa, su mediador Daniel Pollack y no pocos especialistas locales que no querían reconocer el pago", aseguró Economía.

El tribunal inglés rechazó el argumento presentado por los fondos buitre, quienes afirmaban que los canjes de deuda del 2005 y 2010 eran ilegales, y que las órdenes libradas por el juez Griesa contra el pago de los servicios de la deuda de los bonos del canje bajo la llamada cláusula pari passu le otorgaban a los fondos buitre derechos sobre los montos pagados a los bonistas del canje.

El gobierno "que no es parte en esta causa, pues se trata de una disputa entre los fondos buitres y los bonistas argentinos, espera que éste sea un paso dirigido a que los tenedores de bonos perciban los fondos que Argentina pagó y legítimamente les pertenecen", destacó.

Recorrido. En agosto de 2014, los fondos de inversión con bonos argentinos emitidos bajo legislación europea habían demandado al banco neoyorkino por no cumplir con sus obligaciones como agente fiduciario, al no girar los pagos de deuda que había realizado la Argentina el 30 de junio de ese año, por un total 539 millones de dólares.

El reclamo de Quamtum y Hayman se suma a las apelaciones del Citigroup, Fintech y los denominados "eurobonholders" (bonistas europeos con títulos impagos) en contra de órdenes de Griesa.

Los eurobonholders también apelaron la orden de Griesa que benefició al Banco de Nueva York por no girar el dinero a los bonistas. El magistrado dispuso que esa entidad no incurrirá en responsabilidad bajo el contrato de emisión de los bonos del canje al acatar su sentencia.

Pero la victoria es por el momento parcial, debido a que el juez se excusó de emitir un fallo que ordene al Bony que abone a los eurobonistas los 226 millones de dólares que tiene congelados.

Club de París

El gobierno aprobó el acuerdo con Suecia para el pago de una deuda que mantiene con ese país europeo, en el marco de la refinanciación de los pasivos con el Club de París, publicó ayer en el Boletín Oficial, un decreto con las firmas de la presidenta Cristina Kirchner, del jefe de Gabinete Jorge Capitanich y del ministro de Economía Axel Kicillof.

Comentarios