País
Jueves 30 de Abril de 2015

Deudores alimentarios: se duplicó el registro en Mendoza de padres morosos

Desde 2011, el listado pasó de 296 a 656 incumplidores de la cuota alimentaria para sus hijos. Al final, pagan por la gran presión que ejercen las inhibiciones.

Por Rosana Villegas
villegas.rosana@diariouno.net.ar
 
La condena social que significa aparecer en el Registro de Deudores Alimentarios, que se publica mes a mes en algún diario local, parece no pesar mucho en aquellos padres mendocinos que incumplen con el deber de pagar la cuota para el sustento de sus hijos. Es que la cifra, que en el 2011 comenzó con 296 morosos, hoy se duplicó ampliamente, ya que refleja 656 incumplidores. En los juzgados de Familia creen que el aumento se debe también a que cada vez son más las denunciantes que piden que se los escrache como parte de la sentencia, pero que la gran presión para esos deudores paguen la ejercen las inhibiciones que supone figurar en el registro. Hay reincidentes que dejan de aparecer durante unos meses y vuelven a figurar. Entre ellos hay dos mujeres. 
“Hace 3 años y medio que mi ex esposo no paga un solo peso para mantener a nuestro hijo. Apenas nos separamos pagaba la mitad del alquiler y me daba dos cajas de leche por mes, pero eso lo hizo sólo 6 meses y dejó de pagar. Con mi abogada ya probamos con la intimación y no funcionó, creo que estamos cerca de que se lo escrache como moroso”, cuenta Romina, una madre de Las Heras que hace más de 3 años se las ingenia para mantener sola a su hijo de 8 años con su sueldo de empleada.
Así como esta madre, cada vez son más las demandantes que llegan hasta un Juzgado de Familia de la provincia pidiendo que al progenitor que adeuda varias cuotas alimentarias de manutención se lo sume al registro que cada mes publica el Ministerio de Gobierno en los diarios de mayor circulación de la provincia. 
Esa posibilidad surgió a mediados del 2011, cuando entró en vigencia la Ley Provincial 6.879, que determinó que los padres que deben 3 cuotas alimentarias consecutivas o 5 alternadas, ya sean alimentos provisorios o definitivos fijados u homologados por sentencia firme, se incluyan en ese listado. 
“El aumento de la cantidad de morosos se debe también a que este instrumento cada vez se conoce más y las o los demandantes (entre las denunciadas también hay mamás) apelan a él. Hay que aclarar que es parte de una sentencia y se concreta una vez que se haya acreditado el incumplimiento de la cuota. No es un instrumento esencial para que se regularice la situación, pero muchos padres pagan antes de ingresar al registro porque saben que figurar allí les impide no sólo trabajar en el Estado o ser proveedor de él, sino también obtener el carnet de conducir o salir del país”, resumió el juez Luis Neirotti, titular del Primer Juzgado de Familia. 
Según la ley, el registro se nutre de los nombres que los 20 juzgados de Familia que hay en Mendoza envían al Ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, que es el encargado de publicarlo el último viernes de cada mes en un medio gráfico, que se va rotando cada vez. 
Desde ese ministerio confirmaron que si bien los nombres de los morosos crecen y son distintos mes a mes, “también ocurre que hay padres que dejan de aparecer durante unos 5 meses y vuelven a ingresar al registro porque pagaron para eximirse de alguna sanción, pero después volvieron a incumplir”, confiaron. 

La letra chica de la ley
Aquellos progenitores que figuren en este registro no podrán ingresar a trabajar en las distintas esferas de la administración pública, entes autárquicos, empresas o sociedades del Estado ni en cualquiera de los tres poderes. 
Tampoco los morosos podrán ser proveedores del Estado ni recibir habilitaciones, concesiones, licencias o permisos, préstamos, líneas de créditos o subsidios.
En consecuencia, las instituciones, organismos públicos y tribunales de la Provincia deberán consultar este registro antes de concretar cualquier trámite. 

Piden que se lo consulte a diario
“Si bien el hecho de que el Registro de Deudores Alimentarios es una herramienta para que esos padres regularicen su situación, lo que más los presiona son las inhibiciones que supone, por eso hay que exigir en las dependencias públicas y en el ámbito privado que se consulte, todo el tiempo, porque no todos lo hacen. Hay que estar vigilantes para que cada vez que un deudor quiera salir de la provincia o pida trabajo se consulte el listado y se lo impidan ”, se sinceró ayer Fernanda Lacoste, jefa de Gabinete del Ministerio de Gobierno, cartera encargada de la publicación del listado de morosos.
 

Comentarios