Zona sur
Martes 01 de Marzo de 2016

Devastadora tormenta en Alvear derribó árboles y postes, dañó cultivos y anegó calles

El granizo fue acompañado por fuertes ráfagas de vientos que incrementaron los daños. En sólo media hora precipitó 50 milímetros de agua. Galería de fotos.

En media hora precipitaron 50 milímetros de agua, fuertes ráfagas de viento y abundante caída de granizo fueron un combo nefasto que afectó a todo General Alvear.
Plantaciones devastadas, redes eléctricas por el piso, postes de luz caídos y transformadores dañados, zonas que aún no tienen energía eléctrica, calles anegadas, casas inundadas, techos levantados y árboles caídos por doquier es la postal deprimente que muestra el departamento.
La tormenta sorprendió a todos, cuando parecía que las celdas se perdían por el sur, giró bruscamente y en cuestión de minutos lo que podía significar una bendición para los campos de secano, se transformó en una maldición en las áreas urbanas y rurales bajo riego. En total precipitaron 60 milímetros de agua, primero 50 mm entre las 20.30 y 21 aproximadamente y unas dos horas más tarde se sumaron 10 mm más. La celda estuvo acompañada de viento y gran cantidad de granizo pequeño a mediano.
Producción perdida
Los sueños de revertir la magra situación económica por la que atraviesa el sector agrícola del departamento con la cosecha de la ciruela y días más tarde con la uva quedaron por el piso y hoy la única esperanza está depositada en buscar la forma de llegar al 2017.
La combinación del granizo potenciado al extremo por las fuertes ráfagas de viento hizo estragos en la principal zona productiva de Alvear. “La piedra y el viento eran una trilladora”, fue el mensaje que apareció en los celulares vía whatsapp segundos después del paso de la tormenta.
Las plantas quedaron literalmente peladas y “la producción ya se perdió, pero lo más importante en este momento es ver cómo salvar las plantas que fueron muy afectadas, incluso algunas el viento las levantó de raíz, ahora lo urgente es tratar de evitar la propagación en enfermedades”, dijo Raúl Martínez, director de Agricultura del Municipio que estaba realizando un relevamiento de daños junto a personal de la Subsecretaría de Agricultura de la provincia.
Entre calles F y O (de norte a sur) y de la 10 a la 16 (hacia el este) fueron las principales áreas cultivadas que quedaron como si fuese pleno invierno.
Casas inundadas
Ciudad, Bowen y San Pedro del Atuel no se salvaron pero Colonia Alvear Oeste en su totalidad fue el distrito más afectado.
Las calles bajo el agua y árboles que quedaron tendidos en medio de las calles fue la imagen que se repetía por todos lados. La frase más común pronunciadas por los funcionarios municipales y vecinos fue “tremendo”
“El viento tiró muchos árboles, hay partes en que se calló la línea completa de energía, tuvimos casas inundadas y techos levantados” contó Maricel Arriaga, delegada de Alvear Oeste.   
Ropa, calzado, alimentos y material para arreglar techos fue la primera asistencia que brindó la comuna una vez que pasó la tormenta y mientras siguen relevando las zonas afectadas y recabando reclamos, el único dato positivo que sobresale por el momento es que “no hubo evacuados”, sintetizó Pablo Reyes director de Desarrollo Social.
Sin luz
El viento provocó innumerable caída de ramas y árboles y la consecuencia inmediata fue el corte en los servicios de energía eléctrica en gran parte del departamento.
Ocho equipos de trabajo puso en la calle la cooperativa Cecsagal para normalizar la provisión de energía y pese a los esfuerzos aún hay zonas que todavía continúan sin luz.
“En el mejor de los casos son cables cortados pero los árboles tiraron muchos postes, se dañó un  transformador, hay muchas líneas caídas y lentamente vamos resolviendo los problemas”, comentó Mauricio Iboldi, jefe del área técnica de Cecsagal.

Comentarios