Deportes
Viernes 11 de Noviembre de 2016

Di María, de lo peorcito en Argentina

En un flojo rendimiento de toda la Selección, el Fideo fue uno de los puntos más bajos en el clásico ante Brasil.

El seleccionado argentino brindó una penosa actuación de punta a punta en la derrota por 3 a 0 sobre Brasil que, no solamente lo condenó a seguir fuera de la zona de repechaje, sino que quitó la ilusión de volver a tiempos mejores, aún con Lionel Messi en cancha.

La actuación de cada uno de los jugadores argentinos, según la óptica de Télam, fue la siguiente:

Sergio Romero (4) : No transmitió seguridad, y aunque en los tres goles brasileños lo 'fusilaron' desde corta distancia, nunca ofreció opciones para alcanzar una mejor defensa.

Pablo Zabaleta (4): Nunca le encontró la vuelta a Neymar cuando éste se lanzó por su costado y tampoco fue salida cuando el equipo procuró salir por derecha desde atrás.

Nicolás Otamendi (3): Falló en el primer gol y además estuvo inseguro con la pelota.

Ramiro Funes Mori (4). Otra floja tarea, padeció los pelotazos frontales, falló con la pelota como su compañero de zaga central y tampoco prevaleció en el juego aéreo.

Emmanuel Mas (3). No aportó en la marca, con dudas permanentes y casi sin entrar en contacto con el balón. Ni hablar de ser recurso de salida desde su sector.

Enzo Pérez (4): Jugó un tiempo y fue de mayor a menor, pero terminó agotado y en la segunda mitad le dejó su lugar a Sergio Aguero, cuando ya estaban 2 a 0 abajo.

Javier Mascherano (4): Recurrió al pelotazo cuando se requería el pase corto y nunca encontró la marca en el medio. Estuvo desacertado y eso alarma, porque se viene repitiendo seguido en los últimos partidos.

Lucas Biglia (5): A duras penas salvó la ropa, cuando intentó darle equilibrio a una mitad de cancha desbordada. Con 90 minutos en Lazio el pasado fin de semana después de una lesión, al menos soportó el trajín del medio sin claudicaciones físicas.

Angel Di María (2): De lo peor de Argentina. No tuvo incidencia en la generación de juego ni en el ataque. Después de mucho tiempo de estar en la selección, hoy ya no justifica sus convocatorias.

Lionel Messi (4). La calificación obedece solamente a su condición de mejor jugador del mundo, pero esta vez ni siquiera pudo levantar la pelota en los tiros libres. Se lo esperaba para "salvar" al equipo, pero no pudo ser esta vez.

Gonzalo Higuaín (3). Desconectado del resto del equipo, se debatió en soledad y no tuvo presencia. Ni el 4-2-3-1 anterior ni el 4-4-1-1 de hoy favorecen al 'nueve-nueve', porque lo terminan literalmente 'matando' en lo futbolístico y en lo físico.

Sergio Aguero (5). Pese a su orfandad, al menos intentó jugar un poco más en el segundo tiempo. Con lo poco que hubo, fue de lo menos malo en ataque, hizo amonestar a Marcelo que ahora no podrá jugar ante Perú y abrió un interrogante sobre su condición de suplente siendo tan bueno su presente en Manchester City.

Angel Correa (-): Jugó menos de 20 minutos y pasó absolutamente desapercibido, pero no menos que la mayoría de sus compañeros. El "estamos solos contra el mundo" de Edgardo Bauza se materializó esta noche en un Mineirao que tuvo a Argentina como 'partenaire' para empezar a aniquilar los fantasmas del 1-7 que los alemanes les propinaron a los brasileños en el Mundial 2014. Justo con Argentina.

Comentarios