Política
Martes 01 de Noviembre de 2011

Día clave en Tunuyán: hoy podría definirse si la comuna queda en manos del PJ o el radicalismo

Hay 28 mesas cuestionadas por la UCR, que reclama 180 votos a favor de su candidato, Eduardo Giner (a la derecha). Mientras tanto, en el PJ dan por ganador a Martín Aveiro (a la izquierda).

Juan Manuel Porolli
jmporolli@diariouno.net.ar

En el recuento definitivo de Tunuyán, que se realizó ayer en el Correo Argentino, el radicalismo pidió la nulidad de 28 mesas por irregularidades, mientras que desde el justicialismo respondieron que “son malos perdedores”. La última palabra en esta pelea la tiene la Junta Electoral, que hoy a la mañana se reunirá y por la tarde podría dar definiciones.

“Tenemos 180 votos de diferencia a favor”, sostuvo el secretario de Deportes, Martín Aveiro, y disparó: “Con lo que están haciendo sólo le están faltando al respecto a la gente de Tunuyán. Si hubieran dedicado el mismo esfuerzo que usan para impugnar, pero para trabajar, tal vez habrían sido ellos los ganadores”.

Una gran cantidad de militantes del Valle de Uco se acercaron hasta las oficinas centrales del Correo Argentino a mostrar el apoyo para Aveiro. No faltaron las banderas, los cánticos y hasta las bombas de estruendo sobre la calle Colón mientras esperaban saber qué ocurría con el escrutinio, que demoró poco más de dos horas.

Néstor Parés, apoderado de la UCR, señaló: “Se tuvieron que abrir tres o cuatro urnas y pudimos confirmar todas las irregularidades que denunciamos el martes de la semana pasada. Hablamos de que hay agregados que se hicieron en el padrón y que hay faltas de los certificados de escrutinio y de padrón electoral, y que en algunas urnas habían más votos que votantes”.

La respuesta vino por parte de la diputada Nacional por el PJ Patricia Fadel, quien enfatizó: “No hicimos ningún fraude. Hay una sola denuncia, que la hicimos nosotros, por el robo de un padrón a manos del propio radicalismo. Ahora hay que esperar que resuelva la Junta Electoral”.


Escenarios posibles

Si la Junta Electoral –compuesta por los magistrados Walter Bento, Alfredo López Cuitiño y el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Alejandro Pérez Hualde– da lugar a la nulidad planteada por la UCR en unas 28 mesas, de las 102 que hay en Tunuyán, lo que se hará es contabilizar solamente las 74 restantes, que consagrarían a Aveiro como intendente.

Ahora, si la nulidad alcanzara el 50% de las urnas, siempre y cuando se contara con el aval de la Junta Electoral, podría llamarse a elecciones complementarias. Es decir que en Tunuyán se debería votar nuevamente para intendente y concejales, que es justamente lo que se busca desde la UCR.

Si, por el contrario, los magistrados no dan lugar a las denuncias planteadas desde el radicalismo, todo quedaría como está y Aveiro se convertiría finalmente en el nuevo jefe comunal.
 

Comentarios