Más noticias
Domingo 15 de Noviembre de 2015

Diabetes: una amenaza cada vez más frecuente para el corazón

Alrededor de 350 millones de personas en todo el mundo padecen diabetes; por lo que la educación resulta fundamental para lograr un diagnóstico a tiempo que habilite tomar medidas que permitan controlarla.
Al conmemorarse el 14 de noviembre el Día Mundial de la Diabetes, desde la Fundación Cardiológica Argentina adhirieron a la fecha motivando la toma de conciencia sobre esta enfermedad de gran impacto para la salud del corazón.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 50 y 80 por ciento de los pacientes diabéticos muere a causa de las enfermedades colaterales que van apareciendo.
Asimismo, para 2030 prevé que se duplicarán las muertes cardiovasculares por diabetes ya que esta enfermedad se asocia íntimamente con la obesidad y el sedentarismo, las cuales se han convertido en verdaderas epidemias del mundo occidental.
En la Argentina, la Diabetes es una enfermedad muy frecuente ya que según la Tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, del año 2013, 1 de cada 10 adultos padecen esta enfermedad.
El médico cardiólogo Álvaro Sosa Liprandi, miembro de la Fundación Cardiológica Argentina, explicó que "estas cifras demuestran la prevalencia de la enfermedad y su impacto en la salud pública".
Sin embargo, Sosa Liprandi comentó que "más alarmantes aún son los datos de obesidad, demostrando que 2 de cada 10 adultos son obesos".
"Si a esto le sumamos el sobrepeso, llegamos a la conclusión de que el 57% de los argentinos tiene exceso de peso, lo que constituye una verdadera amenaza ya que junto al sedentarismo, son los factores de riesgo más importantes de la Diabetes tipo 2", añadió el cardiólogo.
Tipos de Diabetes
Más del 90% de los casos de diabetes en el mundo corresponden a la llamada Diabetes Tipo 2, caracterizada por una "resistencia a la insulina"; y a pesar de que existen concentraciones elevadas de esta hormona en la sangre, no logra su efecto.
Los principales factores que predisponen la resistencia a la insulina son el exceso de peso y la falta de actividad física, situaciones cada  vez más frecuentes debido al estilo de vida de las personas.
La Diabetes tipo 1, en cambio, es consecuencia de una escasa producción de insulina por parte del páncreas.
Es más frecuente en niños y jóvenes, y tiene predisposición genética, pero representa menos del 10% de los casos.
¿Cómo prevenir su impacto cardiovascular?
"Es importante saber que entre el 75 y 80% de las admisiones hospitalarias y muertes en personas diabéticas es debido a la enfermedad cardiovascular, por lo que la incidencia de la enfermedad aterosclerótica es mayor en pacientes diabéticos que en la población general", indicó Sosa Liprandi.
Asimismo, el especialista señaló que los pacientes diabéticos "tienen de 2 a 4 veces más posibilidades de presentar enfermedad coronaria o accidente cerebral, y muchos de ellos desarrollan infarto de miocardio sin dolor".
Por tal motivo, consideró fundamental que las personas diabéticas "puedan disminuir su riesgo cardiovascular a partir de un estilo de vida saludable, recomendación que también cabe para la población en general".
"Esto implica tener una alimentación equilibrada, que permita mantener el peso ideal, practicar regularmente ejercicio aérobico (30 minutos diarios o 150 minutos semanales), y no fumar.
Todas estas medidas disminuyen la prevalencia de la enfermedad y, en aquellos que ya la padecen, facilita su tratamiento", agregó.
Además, según el caso particular, dijo que "puede ser necesario utilizar medicación específica para controlar la presión arterial y el colesterol".
"Todas estas medidas en conjunto son capaces de disminuir marcadamente el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares", remarcó Sosa Liprandi.

Comentarios