San Rafael
Lunes 07 de Noviembre de 2011

Diario UNO festejó su día con los canillitas

Este lunes no hay diarios porque se festeja el día de los canillitas. La fecha recuerda la muerte en 1910 de Florencio Sánchez, escritor y dramaturgo uruguayo quien acuñó el término para referirse a los que por entonces se concían como "voceadores" de diarios. En San Rafael hubo una cena este domingo por la noche para homenajearlos. Mirá el video con parte del show que disfrutaron los canillitas.

El día del canillita comenzó a festejarse el 7 de noviembre de 1947, en conmemoración a la fecha de muerte de Florencio Sánchez. Este dramaturgo uruguayo dio origen a esta denominación en su obra "Canillita". En ese libro designa así a un chico de piernitas flacas que vendía diarios.

La primera vez que se escuchó el grito de un vendedor de diarios fue en 1867 cuando anunciaba: “¡La República! ¡La República!”. Éste era el nombre de un diario de la época que ideó aquella forma de venta directa. Debido a su éxito, esta costumbre fue adoptada por otros diarios, creándose así una nueva fuente de trabajo.

En San Rafael todos los canillitas se juntaron el domingo por la noche en el salón del gremio ubicado sobre calle Ortiz de Rozas. Allí el Diario UNO homenajeó a los repartidores con una serie de regalos que incluyeron gorras, jeans, remeras y una motocicleta que se sorteó entre todos los canillitas, favoreciendo el premio a Oscar "Nene" Gil, quien tiene su puesto en Avenida Libertador casi Entre Ríos.

Claudio Carrizi, el secretario general del gremio de los canillitas en un breve discurso agradeció la presencia de los canillitas junto a sus familias e instó "a seguir luchando para conseguir condiciones de trabajo cada vez más dignas y mejores, como hemos conseguido en el último año en el que hemos avanzado como hace mucho tiempo no sucedía".

Carrizi agradeció también el apoyo de las empresas que les proveen el material para la distribución y pidió a los agremiados que aporten su esfuerzo de integración, "para que podamos estar cada vez más unidos y con menos diferencias entre nosotros".

 

En representación de UNO Medios estuvieron en la cena Alejandro Bustamante, gerente del diario en San Rafael, Ariel Testeri, del área de circulación en Mendoza, Carlos Morales, del mismo área en San Rafael, Leandro Bullones, del área comercial y Martín Rostand, director periodístico. Usó la palabra Martín Rostand quien agradeció el apoyo y el trabajo de los canillitas. "Ustedes son el último eslabón en la cadena de distribución, pero el más importante, porque sin su trabajo el diario no llega a los lectores, con lo cual, si no fuera por ustedes nuestro trabajo se perdería".

En la cena se sortearon numerosos premios que las empresas aportaron y al final, Diario UNO entregó como regalo dos pantalones de una reconocida marca mientra se procedió al sorteo de la moto.

La cena se prolongó hasta la madrugada y los canillitas bailaron y disfrutaron de un show musical, despreocupados por el horario, ya que hoy es uno de los pocos días en el año en que no circulan los diarios.

Florencio Sánchez

Nació el 17 de enero de 1875 en Montevideo (Uruguay). Hijo de Olegario Sánchez y de Josefa Mussante, tuvo 11 hermanos. Tras abandonar sus estudios secundarios, aunque fue un incansable lector, alternó su vida entre Montevideo, Buenos Aires y Rosario. Fue en estas ciudades donde desarrolló una intensa labor periodística (La Voz del Pueblo, El Siglo, La Razón, El Nacional, El País) y teatral.
Al estallar en 1897 la guerra civil en Uruguay, se incorporó a las filas de Aparicio Saravia en seguimiento de la tradición partidaria de su familia, ocasión en que trabó contacto con algunas destacadas personalidades de la intelectualidad, como Eduardo Acevedo Díaz. Consternado por el clima que rodeaba al alzamiento, desertó y pasó a Brasil. De este período surgirá su desencanto por las posturas políticas tradicionales, reflejado en sus Cartas de un flojo, y comienza su activa militancia en el anarquismo. Escribió en La Protesta y en la revista El Sol dirigida por Alberto Ghiraldo. Sus obras Ladrones y Puertas Adentro se inscriben dentro del modelo anarquista.

 

Comentarios