País
Domingo 19 de Abril de 2015

Diez tips para elegir un gimnasio

Una de las “desventajas” de que haya cada vez más opciones es que de repente no sabes cómo elegir gimnasio y cuál es el mejor ¡para ti!
Actualmente, existen una gran variedad de opciones:
  •     Gimnasios / Clubes. Además de lo tradicional: aparatos de fuerza, cardio, peso libre y área funcional. Tienen alberca, variedad de clases grupales, cancha de squash y algunos otros servicios como sauna, vapor, solario y/o servicio de nutrición.
  •     Gimnasios / Gym. Aparatos de fuerza, cardio, peso libre. Algunos tienen área funcional y clases grupales.
  •     Estudios específicos. Lugares para tomar disciplinas (clases) específicas o para mercados especialmente segmentados; pueden ser estudios de dance, Pilates, spinning, yoga, crossfit, entre otros.
Algunos tips para elegir entre el grupo de los gimnasios:
1. Pensá qué tipo de ejercicio tenés ganas de hacer. Si te interesa sólo hacer cardio en alguna caminadora o elíptica, o sólo hacer pesas en aparatos o con barras. ¡Busca alguna opción que te de eso!
No vale la pena que pagues por todo lo demás Salvo que consigas un buen “deal”, o que te satisfaga en otros sentidos y valga la pena.
2. Si piensas bañarte y arreglarte en el gym fíjate en la limpieza y número de duchas. Si no piensas hacerlo con frecuencia, no lo consideres para tu decisión.
3. Ve a verlo en el horario y día en que irías. Es básico que veas cuánta gente hay y si es gente con la que te gustaría compartir espacio.
Por ejemplo, hay clubes muy familiares, en que la mayoría de la gente es mayor o hay muchos adolescentes. Y otros en que predominan adultos jóvenes o contemporáneos ¿Lo mejor? Lo que vaya más con vos.
4. En cuanto a ambiente, chequeá el volumen y tipo de música –si es que hay-. En ocasiones puede ser muy fuerte y/o no del tipo que te guste. Y lo peor que puede ocurrir es que no alcances a escuchar tus auriculares.
5. Elegí el que esté más cerca de tu casa o lugar de trabajo. O aquel que esté en el trayecto entre uno y otro. Entre más cerca esté a tus lugares cotidianos, más probabilidad de asistir.
6. Si andas por toda la ciudad procura elegir alguno que tenga muchas sucursales para que tengas la opción de poder acceder a cualquier local. Y la distancia no sea pretexto para no ir. No importa tanto el número de sucursales, sino su ubicación.
7. Si vas a ir en auto o moto y es relevante para ti: ¡Fíjate si tiene estacionamiento, dan cortesías o qué tan fácil es estacionarte en la calle!
8. Generalmente, se ofrece servicio y atención por instructores, pero la realidad es que la cantidad de asistentes en horas pico es tal ¡que no se dan abasto! Por lo que adoptando el estilo americano en que “la onda” es contratar un entrenador personal.
Considera hacerlo un par de semanas para que te ponga una rutina y te enseñe el uso básico de los aparatos y pesos libres. Si una de las variables para tu decisión es el precio considera cuánto cuesta el servicio de entrenamiento personal como la mensualidad.
Lo de hoy es que las mensualidades sean más bajas, para que puedas invertir en un coach que te guíe.
9. ¡Fíjate si hay wifi o buena recepción de tu red 3G o 4G! Esto porque una opción cada vez más frecuente y que viene cobrando fuerza es asesoría en línea al momento. O usar alguna app o rutinas en YouTube.
10. Entra en las páginas de Facebook y Twitter de tus opciones y revisá lo que comenta la gente del servicio que brindan.
Quizá vale la pena pagar un poco más, si el servicio y atención a clientes post-venta es mejor.
 

Comentarios