Más noticias
Martes 01 de Noviembre de 2011

Dilma Rousseff visitó a Lula en el hospital: "Está de un humor maravilloso"

La presidenta de Brasil conversó con su antecesor poco después de que este comenzara la quimioterapia con la que intentará combatir su cáncer de laringe.

Dilma Rousseff, la presidente de Brasil, viajó a San Pablo, donde su antecesor y correligionario comenzó este lunes el tratamiento de quimioterapia contra su cáncer de laringe en el hospital Sirio Libanés. Los médicos se mostraron optimistas

"Él esta maravilloso de humor, excepcional, con aquella alegría de él", declaró la mandataria tras visitar a su padrino político, quien fue diagnosticado el sábado con un cáncer que sus médicos han calificado como de nivel "intermedio" y con altas probabilidades de curación. "Es un guerrero. Saldrá entero, feliz y todavía le dará muchas contribuciones a nuestro país", añadió.

Rousseff indicó que vio "muy bien" a su predecesor en la presidencia. "Yo sufrí mucho con mi quimioterapia y tengo la seguridad que Lula tiene la capacidad de superar este gran desafío", destacó la mandataria, que en 2009 recibió tratamiento contra un cáncer linfático. Negó, sin embargo, que le haya dado consejos sobre cómo sobrellevar la enfermedad.

Precisó que la conversación entre ambos se centró en "discutir (la cumbre de) el G-20, el desempeño de los países de la zona euro, la crisis que está ocurriendo". "El (ex) presidente es una persona que mira para fuera, no se queda triste mirando para adentro", explicó al señalar que fue una charla "muy alegre, diversa, siempre sobre los temas del país y del mundo".

Lula será sometido a tres sesiones de quimioterapia, programadas hasta fin de año, y en enero se le aplicará radioterapia. Al igual que la presidente, el equipo de especialistas que lo atiende se mostró optimista este lunes. Su médico, Roberto Kalil Filho, dijo que "hay una posibilidad de cura de alrededor del 80 por ciento" para el tipo de tumor que afecta al ex presidente de 66 años.

En una rueda de prensa, el oncólogo Paulo Hoff declinó mencionar porcentajes, pero aseguró que "la posibilidad de cura es muy elevada", ya que, pese a ser de "agresividad mediana", el tumor está limitado a un punto de la laringe y no ha afectado a los linfonodos. "La biopsia reveló que se trata del tipo de tumor más común en esta región y que suele reaccionar bien al tratamiento de quimioterapia seguida por un período de radioterapia", agregó.

También el cirujano Luiz Paulo Kowalski sostuvo que el tratamiento iniciado este lunes por el ex mandatario "tiene muy buenas posibilidades de éxito". "Sólo pensaremos en una operación si el tratamiento actual no logra resultados positivos. Si tenemos que optar por cirugía, optaremos por un tipo de intervención que preserva la voz", expresó.

Comentarios