Política
Miércoles 18 de Noviembre de 2015

Directores de hospitales no presentaron su renuncia y presionan por los problemas presupustarios

Carina Luz Pérez
perez.carina@diariouno.net.ar

La tercera vez no fue la vencida, porque los directores de hospitales descentralizados no presentaron su renuncia como vienen anunciando desde setiembre pasado. Esperarán como tantos otros proveedores del Estado a que se les impute crédito presupuestario para poder terminar el año blanqueando las deudas ya tomadas, y también hacer una previsión de insumos básicos para enero, ya que ese mes no trabajan los laboratorios. 
Supuestamente ayer cumplirían el ultimátum dado al Gobierno de que si no era liberado un crédito de $150 millones para cubrir los objetivos  renunciarían a sus puestos. Pero esta presión no surtió efecto en el Ministerio de Hacienda, que por estas horas está más pendiente de resolver el pago de salarios antes de finalizar el gobierno de Paco Pérez que en atender las demandas de un grupo de directores que quiere evitar  cualquier tipo de cuestionamiento por las  facturas impagas que dejan en el “pinche”.  De todos modos, es cierto que aunque lograran que el Gobierno reconociera ese monto para imputar deuda, a estas alturas para algunos proveedores de insumos sanitarios es necesario también abonarles con plata billete, al menos parte de esas facturas, para que entreguen medicamentos. En ese caso, sólo una buena gestión de Pérez ante el Banco Nación puede traer ese alivio.
Otra novedad de la jornada  fue que la auditoría realizada sobre las cuentas de estos hospitales mostró que en realidad requieren entre $80 millones y $100 millones para finalizar bien  2015 y empezar 2016 y no  los $150 millones pedidos  inicialmente con acuciante urgencia. 
“Punteamos los gastos que habían incluido y algunos no correspondían a este ejercicio, eso era todo, no había mala intención”, dijo el subsecretario de Planificación y Control, Diego Álvarez, para explicar las diferencias entre lo solicitado y lo que finalmente quedó como pedido concreto de crédito. 
Además, el funcionario explicó que otros “$22  millones quedaron fuera del pedido inicial, porque son prestaciones y no van en la misma partida que los insumos”. En este caso, sólo Salud tiene esa partida para pagar salarios bajo esa modalidad y no aplica para movilizar partidas de otros ministerios a ese destino.  En suma, hasta ahora Hacienda ha liberado crédito hasta el 30 de setiembre pasado por un total de $174 millones para “reconocer” las facturas impagas, mientras que para cerrar el ciclo presupuestario, necesita $100 millones para insumos y otros $22 millones de prestaciones, que debería liberar Hacienda antes del 4 de diciembre.
El humor de Gantus
La extensa jornada de reuniones con los directores de los hospitales, el subsecretario Álvarez, el director de Hospitales, Enrique Quesada, y posteriormente el ministro de Salud, Oscar Renna, no cambió mucho la situación, aun cuando el ministro de Hacienda, Juan Gantus, mostró alguna voluntad de acercar posiciones al recibir al menos a Renna y a  Álvarez en su despacho. 
Nadie puede decir con total seguridad si la imputación hecha por el fiscal especial Daniel Carniello por “negociaciones incompatibles con su función”, al haber presuntamente privilegiado el pago a un proveedor de insumos médicos por sobre otros del mismo rubro, frenó sus ganas de asistir a este ministerio en particular, pero los que conocen a Gantus dicen que está muy afectado, más todavía cuando en pocos días debería asumir su banca como senador.  
Con este resultado, los directores de los centros asistenciales Fernando Vera Vázquez,del Lagomaggiore; Eduardo Alonso, del Central; Gustavo Patti, del Perrupato; Eduardo Villarreal, del Notti, y Luis Jofré, del Paroissien, se fueron del encuentro sin hacer declaraciones, como hicieron hasta ahora cada vez que repitieron su advertencia.
La otra alternativa
 Una vía de escape transitoria sería la aprobación por ley de un refuerzo presupuestario para garantizar las partidas, pero para ello requieren que luego del recambio legislativo los nuevos miembros acepten tratar la iniciativa. 
La norma ya está redactada y podría presentarse en breve en ese ámbito. 
Para esto, no sólo han existido reuniones con legisladores oficialistas sino también de los radicales, con la idea de dar continuidad a la idea y obtener alguna respuesta.

Comentarios