Política
Jueves 22 de Diciembre de 2011

Diversos sectores apoyaron la intervención de la Justicia a Cablevisión

Referentes de medios de comunicación nacionales y entidades de consumidores consideran que la medida desarticula la competencia desleal que genera la fusión de esa empresa y Multicanal.

Siguen las repercusiones por la intervención a Cablevisión. Referentes de medios de comunicación nacionales y entidades de usuarios coincidieron en que la medida ordenada por la Justicia federal desarticula la competencia desleal que generó la fusión de esa empresa con Multicanal y dará la posibilidad de elegir a los consumidores.

El martes, el juez federal de Mendoza Walter Bento intervino Cablevisión a partir de una denuncia de Supercanal (empresa subsidiaria de UNO Medios) y ordenó terminar con la competencia desleal que generó la fusión de esa compañía con Multicanal, lo que le permitió al Grupo Clarín (propietario en Mendoza de diario Los Andes) mantener bajo su dominio el 90% de la televisión paga en Capital Federal y el Gran Buenos Aires, y el 60% en el resto del país.

Bento dio 60 días para que Cablevisión y Multicanal sean nuevamente dos empresas independientes. Mientras tanto, Enrique Anzoise fue designado interventor y coadministrador de la compañía intervenida, sin desplazamiento de la administración existente, aunque ayer aseguró que “hasta el momento no he podido asumir la función por agravios, amenazas y la actitud de personal y directivos de la empresa”.

Como parte de su defensa, el Grupo Clarín había denunciado que esta intervención afectará a los usuarios de esas prestadoras y significará la pérdida de empleos, lo cual fue negado por Anzoise: “Cada abonado seguirá siéndolo de la empresa a la que estaba subscripto. A la vez, la medida conllevará a un aumento de la fuente de trabajo, porque no es lo mismo dos empresas que una”.
Luis Galli, CEO del Grupo UNO, explicó que “es tan grande hoy Cablevisión en la Argentina como prestador de televisión paga y es tanta la rentabilidad que le genera ese negocio que le permite acceder y desarrollar nuevos negocios, los cuales en medio de la convergencia tecnológica son tan importantes que nosotros al tener una posición competitiva más desfavorable no podemos generar ni producir”.

Añadió que “eso hace que en muchas ciudades del interior haya quedado un solo operador: Cablevisión. Y como tal, es el que fija precios a discreción, algo que han sufrido los consumidores y los clientes que hoy no tienen opciones en casi las 460 plazas que opera esa empresa”.

Aclaró que ese “abuso de posición dominante es lo que estamos denunciando desde Supercanal. En muchas plazas en donde competimos contra ellos no nos venden la señal, como ocurrió con señales que nos interesaban, como el fútbol, que directamente no nos la vendían y no por una cuestión de precio, lo cual generaba una competencia desleal”.

Por su parte, Héctor Polino, ex diputado socialista y titular de la ONG Consumidores Libres, apoyó la decisión judicial al señalar que “desde el punto de vista de los usuarios pretendemos que haya una buena programación, mayor cantidad de opciones para elegir y que el abono al cable sea razonable. También que las otras empresas sean rentables, porque la rentabilidad tiene que ser razonable”.

El Instituto de Usuarios y Consumidores del Área Metropolitana (Inducam) aseguró que “desde hace meses las asociaciones de defensa del consumidor bregamos por lograr que la Justicia nacional en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires brinde una respuesta a nuestros reclamos ante la negativa sistemática y arbitraria de Cablevisión a dar cumplimiento a la normativa vigente emanada de la Secretaría de Comercio Interior de la Nación”.

Destacó que “cuando un juez interviene frente a las pretensiones desmedidas de estos grupos corporativos, cuyo único objetivo es acrecentar su poder en desmedro de los legítimos derechos de los ciudadanos, de inmediato arremeten invadiendo los medios de comunicación que les son afines con su reacción defensiva”.

Jorge Rial en contra de la “manipulación absoluta”

También el periodista Jorge Rial salió a apoyar la medida ordenada por la Justicia para dejar sin efecto la fusión entre Cablevisión y Multicanal.

“En la grilla de canales, el Grupo Clarín pone pegaditos TN y Canal 13. Entonces, TN queda entre Telefé y Canal 13, por eso cuando vos hacés zapping tenés que pasar sí o sí por TN, mientras que todos los canales de noticias están al comienzo. Mientras que a Canal 7 (Televisión Pública) lo ubican en el canal 15 o 16, con lo que prácticamente queda fuera de la grilla”, analizó.

Rial, quien es una de las caras más populares del canal América 2, consideró que a su entender eso “es manipulación absoluta y en el rating se nota. América lo sufrió durante muchos años y lo sigue sufriendo”.

Quien también se manifestó fue Diego Gvirtz, productor general de Pensado para Televisión, que realiza el programa 6,7,8. Fue en respuesta a la estrategia del Grupo Clarín de desacreditar la decisión del juez Walter Bento a través de las páginas de Clarín de ayer.

En ese matutino se aseguró que el arribo de la prefectura a Cablevisión estuvo acompañado por las cámaras de televisión de América 2 (canal del Grupo UNO) y las de 6,7,8.

Al respecto, Gvirtz manifestó en un comunicado que “no existió por parte de ningún programa de PPT, ningún tipo de cobertura al allanamiento ordenado por el juez Bento a Cablevisión. Queremos dejar bien en claro que la información acerca de que un grupo de periodistas de 6,7,8 de la TV Pública cubrió el allanamiento es falsa de falsedad absoluta”.

“Estábamos cautivos de la decisión de un grupo”

“Acompañamos esta cruzada judicial que ha embestido Supercanal al denunciar las conductas anticompetitivas, competencia desleal y de imposición de tarifas derivadas de la fusión entre Cablevisión y Multicanal”.

Así se manifestó ayer David Matzkim, cableoperador independiente del interior del país. “Estábamos conviviendo en una situación de falta de competitividad producto de que existe un actor en el mercado que a través de la fusión de las dos empresas más grandes de prestación de televisión por cable (Cablevisión y Multicanal) ha acaparado más del 60porciento del mercado, lo que le ha permitido al Grupo Clarín implementar políticas anticompetitivas en perjuicio precisamente de los más chiquitos”, remarcó.

Consideró que “producto también de las otras empresas de ese grupo y de nuestra participación baja en la conformación del mercado, nos imponían cuáles eran las señales y a qué precio las debíamos comprar”.

Aseguró que “esa falta de libertad y de juego de competencia hizo que quedáramos cautivos o rehenes de la decisión de un grupo que tiene una participación tan fuerte en el mercado que termina imponiendo qué señales podemos ofrecer y cuáles no, siempre en función de sus conveniencias e intereses particulares. Como antecedente, puedo mencionar cuando también ellos administraban la transmisión del fútbol”.

Respecto a cómo beneficiará la medida a los cables pequeños, el empresario expresó que “en caso de que avance positivamente la decisión de la Justicia, permitiría romper con la fusión y abrir un poco más el juego a la participación dentro del mercado de la televisión. No es lo mismo que exista un gran actor con más del 60porciento del mercado, que a su vez es productor de contenido, a que gane el más competitivo, que es justamente aquel prestador que los televidentes, es decir los clientes de la televisión por cable, elijan para ver”.

 

 

Comentarios