Espectáculos
Jueves 27 de Octubre de 2011

Divorcio carísimo

Andrés Calamaro y la actriz Julieta Cardinali están en pleno proceso de divorcio.

La pareja se casó en 2010 y sólo nueve meses más tarde se disolvió a raíz de la aparición de una tercera en discordia, una modelo de 23 años llamada Micaela Breque, quien conquistó el corazón de Calamaro. Entonces, Cardinali dio un paso al costado e inició una demanda de divorcio, que todavía no está resuelta.

Tal parece que la pareja no se pone de acuerdo en la suma de dinero que el músico deberá pasarle por mes a la actriz en concepto de cuota de alimentos para la hija de ambos, Charo, de cuatro años. Cardinali habría pedido 15 mil dólares, según el sitio Primiciasya.com, para pagar la educación, vivienda y las dos niñeras de la pequeña.

Los gastos de Charo incluirían 40 mil pesos en expensas, servicio doméstico y alimentos, y sobre eso, la actriz pidió 120 mil pesos de tarjetas de crédito para los gastos cotidianos de la menor. Pero desde el entorno del cantante aseguraron que él pretende dejarle a su hija el departamento donde vivían los tres, que está valuado en 500 mil dólares, y una suma acorde a los gastos de ella y no de su ex mujer.

Por ahora, Calamaro dejó el asunto en manos de su abogado, Daniel Pardini. Mientras tanto, Cardinali rompió el silencio en las páginas de una revista, donde aseguró que sigue sola, aunque hace unos meses se la pudo ver con el cineasta español Juan Carlos Fresnadillo.

 

Comentarios