Deportes
Jueves 16 de Junio de 2016

Dos ausencias que preocupan en la Selección

Marcos Rojo y Nicolás Otamendi no entrenaron este jueves por precaución, a dos días del partido por cuartos ante Venezuela.

Los defensores Marcos Rojo y Nicolás Otamendi no entrenaron este jueves en el seleccionado argentino de fútbol por precaución, a dos días del partido con Venezuela (20.00, hora argentina) por los cuartos de final de la Copa América Centenario de los Estados Unidos.

Rojo, que sufrió un golpe en el pie izquierdo, y Otamendi, quien amaneció con faringitis, estarían disponibles para el duelo del sábado en Boston, aunque Gerardo Martino, seleccionador nacional, prefirió cuidarlos en el entrenamiento que se realizó en las instalaciones de la Universidad de Harvard bajo altas temperaturas.

Además, en la práctica, que comenzó a las 17.30 (hora local) y que la prensa pudo observar solamente 15 minutos, el lateral derecho Gabriel Mercado estuvo a la par del resto.

El entrenamiento se dividió en tres grupos de trabajo, con pecheras naranjas estuvieron Erik Lamela, Matías Kranevitter, Sergio Agüero, Lucas Biglia, Facundo Roncaglia y Ramiro Funes Mori; con rojas, Mercado, Lavezzi, Maidana, Messi, Banega y un juvenil;: y con blancas, Gonzalo Higuaín, Augusto Fernández, Víctor Cuesta, Javier Mascherano, Nicolás Gaitán y un sub-23 del Club Revolution.

A pesar de que Martino evitó dar pistas sobre el probable once titular, Messi, Agüero y Biglia se perfilan desde el arranque, al igual que Lavezzi, pero habrá que aguardar hasta la confirmación oficial.

Al mismo tiempo, los volantes Ángel Di María y Javier Pastore se entrenaron de forma diferenciada. Sin embargo, el rosarino mostró una gran evolución física de su pequeño desgarro de aductor derecho, que sufrió en el debut de hace 13 días frente a Chile, y realizó pasadas en velocidad con pelota, con el objetivo de exigir la zona afectada y obtener una respuesta positiva, algo que sucedió.

Es que más allá de las lonas grises que se colocaron alrededor del estadio 'Harvard', algunos detalles se divisaron y los más de 250 fanáticos, que se quedaron espiando y pidiendo por el astro del Barcelona, deliraron con cada toque del representativo nacional.

Comentarios