Policiales
Viernes 02 de Enero de 2015

Dos presos escaparon después de romper a patadas las puertas de los calabozos de la Comisaría 38º

Fue ayer al mediodía cuando dos jóvenes decidieron fugarse y tras romper la puerta del calabozo se escaparon por otra trasera. Uno de los detenidos participó del secuestro de dos hermanos que habían ido a una fiesta.

Increíble pero real fue lo que sucedió este miércoles en la Comisaría 38º cuando dos detenidos rompieron a patadas la puerta del calabozo y escaparon por otra ubicada en la parte de atrás de la dependencia.Es que los detenidos de 18 y 23 años no soportaron el encierro y decidieron fugarse cuando en la comisaría había una guardia compuesta por tres policías.

El hecho ocurrió en horas del mediodía cuando también había otros dos detenidos. Allí, "como es común", según señaló una fuente confiable,"los presos empezaron a gritar y a patear las puertas" hasta que se acallaron las voces y el silencio  despertó la curiosidad de los policías que enseguida constataron la fuga.

Se trata de un joven de 23 años con antecedentes por delitos y varios y otro de 18 que tenía prisión domiciliaria y solicitó su traslado al Penal de San Rafael.

El mayor fue detenido el martes por estar involucrado en el secuestro de dos hermanos a quienes pasearon por tres horas en una Chevrolet Meriva y los amenazaron con un revólver calibre 38. El otro fue condenado por un robo agravado por el uso de arma de fuego y purgaba prisión domiciliaria. Aparentemente tras pedir su traslado al Penal, por una cuestion se seguridad personal, lo alojaron en la Comisaría.

Por ahora no hay rastros de los fugados que se domicilian en la Isla del Río Diamante.

 

Comentarios