Economía
Martes 18 de Abril de 2017

El FMI estima inflación del 25,6% para este año y 18,7% para el 2018

Para el Banco Central, en tanto, iba a ser del 17 por ciento. También hay diferencias en cuanto al porcentaje de crecimiento económico

Las últimas proyecciones globales del Fondo Monetario Internacional mantienen una tasa de crecimiento para la economía argentina inferior a la estimada por el gobierno argentino y una tasa de inflación superior a la meta Banco Central. Así lo señaló el Fondo Monetario Internacional en su informe Perspectivas de la economía mundial (WEO) dado a conocer hoy en Washington.

La diferencia más marcada es en cuanto a las proyecciones de inflación entre lo que estima el FMI y el gobierno argentino. Para el Banco Central el techo de la inflación para el año en curso se ubica en el 17%, en tanto que el Fondo espera una suba en los precios al consumidor del 25,6%.

Cabe recordar que en la actualización de las previsiones de comienzos de año el Fondo preveía que la inflación "descienda considerablemente, pero que permanezca levemente por encima de la meta fijada por el banco central para 2017". Ahora calcula nada menos que unos ocho puntos y medio por encima del techo de la meta oficial.

Si bien las proyecciones para 2018 del Fondo prevén una caída en la tasa de inflación, los números siguen siendo relativamente altos, ya que proyecta una inflación de 18,7% para 2018, es decir todavía por encima del techo fijado por el Banco Central para el año en curso.

El tanto las discrepancias con las proyecciones oficiales continúan al indicar que el crecimiento llegaría a 2,2% en el año en curso a distancia del 3,5% previsto por las autoridades nacionales. El informe señala que tras contraerse el año pasado, "la actividad tiene visos de expandirse...gracias al aumento del consumo y la inversión pública, y en 2,3% en 2018 a medida que vayan recuperándose la inversión privada y las exportaciones".

De esta manera, el FMI redujo por segunda vez consecutiva las previsiones de crecimiento para la Argentina: en octubre estimaba un aumento de 2,7% para el año en curso, en enero la previsión disminuyó a 2,4% y ahora volvió a recortarla en medio punto respecto de fines del año pasado, al prever un crecimiento de 2,2% para 2017.

La inflación en Argentina es la más alta de la región después de Venezuela (el Fondo estima la inflación venezolana del año en 720% y la proyecta en 2,068% para 2018) y una de las más altas del mundo. Tanto es así que el Fondo excluye expresamente a Argentina y Venezuela cuando calcula que los mercados emergentes y en desarrollo tendrían en 2017 una inflación de 4,7%, por encima del 4,4% del año pasado, en gran medida como consecuencia del encarecimiento de las materias primas.

Fuente: Ambito

Comentarios