Economía
Sábado 03 de Septiembre de 2011

Economistas reflexionan sobre los progresos en el nivel de ingreso por habitante en Argentina

Es a través de un libro titulado Claves del retraso y del progreso de la Argentina y que fue redactado por Martín Lagos, Juan Llach, Eduardo Fracchia y Fernando Marull.

En las últimas dos décadas la Argentina dejó de retrasarse respecto a su nivel de ingreso por habitante y logró estabilizarse, según coincidieron cuatro economistas que estudiaron el tema y lo plasmaron en un libro.

El texto se denomina Claves del retraso y del progreso de la Argentina y fue redactado por los economistas Martín Lagos, Juan Llach, Eduardo Fracchia y Fernando Marull.

"La idea surgió porque es un tema que hace tiempo nos preocupaba. Nos pusimos a investigar por qué la Argentina había perdido posiciones respecto a su nivel de ingreso por habitante", dijo Llach en diálogo con Télam.

Sostuvo que los niveles de ingreso del país fueron comparados con los obtenidos por naciones de Europa, América del Norte, América del Sur y Asia.

Los investigadores concluyeron que "en los últimos 20 años el país había dejado de retrasarse respecto a otras naciones y se había estabilizado", señaló Llach, quien fuera secretario de Programación Económica entre 1991 y 1996, luego viceministro de Economía, en 1996, y ministro de Educación en el gobierno de la Alianza.

Al estudiar históricamente las causas de los retrasos que sufrió el país, Llach dijo que se debieron a factores como "una gran volatilidad, caídas bruscas del PIB, la apertura económica y la aceleración de la inflación".

A su criterio "una razonable apertura de la economía es necesaria para que no haya retraso".

"Hemos visto que estos factores se han modificado en los últimos 20 años, en un sentido positivo", reflexionó.

También se mostró proclive a "mantener un grado razonable de apertura económica, combinar desarrollo agropecuario con desarrollo industrial y mejorar la calidad y la cantidad de la inversión".

Al consultársele qué puede pasar si China, uno de los principales compradores de la soja argentina, deja de adquirir ese commodity, Llach aclaró que los clientes argentinos compradores de productos agropecuarios abarcan además de China a "un conjunto de países emergentes de Asia, Africa y América Latina".

"Si se logran exportaciones más diversificadas se disminuye la volatilidad propia de los commodities. Si agrega valor al producto, disminuye la volatidad", explicó.

También propuso aumentar la producción de la industria avícola, que es un rubro "de menor volatilidad".

El libro, de 290 páginas, fue editado por editorial Temas y será presentado el próximo jueves por el historiador Roberto Cortés Conde (Universidad del Salvador) y Pablo Gerchunoff (Universidad Torcuato di Tella) en el auditorio de ESADE (Executive Education Business School), en avenida Libertador 17.175 en San Isidro, en la provincia de Buenos Aires.

Fuente: Télam

Comentarios