San Rafael
Lunes 14 de Marzo de 2016

El alcoholismo, al tope de las adicciones en San Rafael

Las estadísticas del 2015 del Grupo Renacer muestran que más de la mitad de los afectados sufren este problema. En segundo lugar le sigue el consumo de drogas ilegales. Preocupa el abuso de psicofármacos, sobre todo en mujeres.

El alcoholismo continúa siendo la principal adicción en San Rafael, seguido en segundo lugar por las drogas ilegales, principalmente marihuana, según las estadísticas del 2015 del Centro de Tratamiento y Prevención “Renacer”.
Esto se refleja tanto en hombres como mujeres, aunque la tercera adicción en importancia varía de acuerdo al género. En varones son las drogas ilegales, en cambio en las mujeres se reparte en porcentajes iguales entre la combinación de alcohol y psicofármacos, psicofármacos y la poliadicción.
Los datos se desprenden de las 139 entrevistas realizadas en esta entidad que funciona en el predio del hospital Schestakow, de 161 visitas a internados en el nosocomio y las 119 personas que asistieron al grupo terapéutico el año pasado.
“El alcohol afecta todas las franjas de edad”, explicó el doctor Rafael Ruiz Luquez, director del equipo de Renacer, pero “la marihuana incide más en los jóvenes, de 15 a 30 años”.
En cambio entre las personas que llegaron a ser internadas por adicciones, el alcoholismo está en primer lugar entre la franja de 40 a 60 años. En el estudio explican que “los daños orgánicos causados, en especial por el abuso del alcohol, necesitan más tiempo para manifestarse”.
En lo referido a ocupaciones, las estadísticas muestran que las adicciones indicen más en desocupados y personas que trabajan en changas.
El médico explicó que una persona sin trabajo se desespera y hay veces que recurre al alcohol, que es de venta libre y sale más barato que un psicofármaco. “Esto le permite olvidar los problemas y así comienza la carrera con el alcohol”.
Ruiz Luquez se lamentó que desde las autoridades gubernamentales no le den la debida importancia al alcoholismo. “Estadísticas nuestras de las décadas del 80 y 90 mostraban que más del 20% de los enfermos internados en Clínica Médica eran alcohólicos, seguidos por diabéticos e hipertensos con cifras del 6 a 7%, lo que indica que jamás le dieron bolilla a los alcohólicos”
Recordó que “hemos ido 20 veces a la Ciudad de Mendoza a hablar con funcionarios de diversos gobiernos y no pasó nada. Hay que preguntarse por qué a estas patologías no se les da bolilla institucionalmente”.
Aumentó el abuso de los psicofármacos
En los últimos años en el Centro Renacer han observado un incremento en el abuso de los psicofármacos.
De las personas tratadas por ese problema, el mayor porcentaje estaban adictas a los ansiolíticos, que se usan para calmar la ansiedad y la angustia.
El doctor Rafael Ruiz Luquez, director del centro, no descartó que haya un mercado negro de este tipo de medicamentos, ya que sólo se pueden vender bajo receta.
De todos modos, afirmó que “todos los enfermos que hemos visto adictos a los psicofármacos han sido recetados por colegas nuestros”.
Consideró que hay una “sobremedicalización de la sociedad”, al punto que hay personas que llegan a tomar hasta ocho psicofármacos diferentes al día, y también que hay un gran negocio en torno a la salud mental, donde “inventan enfermedades para que se consuma el psicofármaco que tal o cual laboratorio acaba de lanzar. Esto es al revés, primero idean el remedio y después inventan una enfermedad para ese medicamento”.
Criticó a colegas suyos que sólo tratan los síntomas con psicofármacos y no apuntan a las causas del problema, y también reprochó la avidez de atender la mayor cantidad de pacientes con consultas breves y no tomarse el tiempo para escuchar al paciente.
A la mitad de los tratados les fue bien
El Grupo Renacer fue creado en 1987, cuenta con un equipo de 11 personas, la mayoría trabajan ad honorem, funciona de lunes a viernes 8 a 13 y sábado de 10.30 a 12.30, y las reuniones terapéuticas son los martes, jueves y sábados. “La base nuestra es la terapia grupal, porque es el mejor resultado que históricamente nos ha dado. Se producen muchísimos procesos psicológicos en las personas que asisten”, destacó el doctor Rafael Ruiz Luquez. Según las estadísticas de 2015, la mitad de los tratados se sanaron o están en proceso de cambio.
José Luis Salas
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios