Economía
Viernes 06 de Febrero de 2015

El Banco Central volvió a pisar las reservas y compró u$s 60 millones

El cepo informal dejó a la autoridad monetaria como único demandante de moneda extranjera. Esto fue consecuencia del "bache estacional" en las exportaciones.

El Banco Central restringió ayer por segundo día consecutivo la venta de divisas a bancos e importadores. La medida le permitió no perder divisas y, por el contrario, sumar 60 millones de dólares a las reservas internacionales.

El minicepo impuesto a los empresarios fue puesto en evidencia por los mismos empresarios del sector, que el lunes se reunirán con el titular de la autoridad monetaria, Alejandro Vanoli. Desde el organismo, negaron que se hubieran tomado "medidas de restricción de las importaciones" aunque utilizaron una forma retórica para admitir que "mantendrá una adecuada administración del mercado de cambios, a los efectos de garantizar la estabilidad cambiaria y financiera, en un contexto de gran volatilidad proveniente del escenario internacional".

En los hechos, significa que administrará la canilla de dólares hasta que "se reduzcan los factores estacionales que moderan las liquidaciones provenientes de los exportadores". En la medida que ello ocurra "se ampliará gradualmente el abastecimiento de divisas a los importadores".

El control sobre las solicitudes de compra se mantuvo ayer con la misma intensidad que el miércoles y permitió que el Banco Central, desplazamiento de la demanda privada mediante, vuelva a transformarse en el único comprador importante en el mercado.

Fuentes del mercado mencionaron que la autoridad monetaria "reprimió, por segunda rueda consecutiva, la demanda del sector privado, cuyas solicitudes están superando con amplitud el volumen de liquidación diaria de exportadores, que ronda los 40 millones de dólares".

Las reservas internacionales del Banco Central sumaron el martes 1 millón de dólares a 31.235 millones, una merma de 209 millones en lo que va de febrero, según cifras provisorias informadas por la entidad.

"Las restricciones para la compra de dólares destinados a atender obligaciones con el exterior se mantuvieron en la fecha y generaron un escenario otra vez favorable para el acopio de reservas por parte del Banco Central", mencionó un cambista. Fuentes de la autoridad monetaria informaron hoy que la entidad compró 60 millones de dólares.

La exclusión de la demanda privada permitió además al Banco Central mantener plano el dólar mayorista, que quedó a 8,66 pesos, en una rueda en que se negociaron 271 millones de dólares en el mercado de contado (spot) y 22,40 millones en el de futuros. La estabilidad del dólar mayorista volvió a trasladarse trasladó a pizarras de la city porteña, donde la divisa quedó a 8,68 pesos, una brecha de 52,65 por ciento contra el que se ofreció a 13,25 pesos en el segmento paralelo. La caída de la divisa en el segmento informal ocurrió en una rueda con movimientos mixtos para los tipos de cambio implícitos en las operaciones bursátiles: el llamado dólar contado con liquidación bajaba a 12,20 pesos, mientras el dólar que resulta de la compra venta de títulos públicos operaba plano a 12,50 pesos.

Reunión clave. El presidente del Banco Central (BCRA), Alejandro Vanoli, conversó ayer por la mañana con el titular de la Cámara de Importadores de la República Argentina (Cira), Diego Pérez Santisteban, con quien acordó que los equipos técnicos de ambas entidades mantengan un encuentro el próximo lunes para analizar la evolución del acceso al mercado de cambios.

Vanoli y Santisteban acordaron que equipos técnicos del BCRA y de la Cámara de Importadores se reunirán el lunes próximo. El presidente de la cámara de importadores consideró que a través del comunicado del Central, "Vanoli deja traslucir que se va a ir acomodando la situación paulatinamente".

Autos: Costa criticó las "subas irracionales"

El secretario de Comercio, Augusto Costa, criticó "la política de precios" de las empresas automotrices que llevaron adelante "subas irracionales" injustificadas "en las actuales condiciones de mercado". Y se quejó porque "deberían estar preocupadas por vender", en lugar de reclamar aumentos de precios y mayor disponibilidad de divisas para importar.

Costa se reunió ayer con los directivos de las automotrices para analizar la agenda de trabajo del sector para el año 2015. Los fabricantes esperaban obtener el compromiso de un aumento en la disposición de dólares para importar autos y piezas, y fueron con una propuesta de incremento de precios. Esto en un mercado que experimenta bajas entre 20 por ciento y 30 por ciento.

Fue el primer encuentro luego de que el gobierno anunciara que el plan Procreauto no tendría una tercera etapa. El plan fue boicoteado por las automotrices luego de que permitiera la vuelta de los clientes a las concesionarias en los meses de la posdevaluación. El funcionario les pasó factura. Denunció las "subas irracionales de precios, que no se justificaron con ningún parámetro económico objetivo en las condiciones actuales del mercado" y lamentó que hubiera casos en los cuales "los precios se divorciaron de los costos de producción".

En un comunicado difundido por el Ministerio de Econmía, la cartera económica indicó que "la expectativa del sector es incrementar un 6 por ciento la producción durante el presente año".

El secretario convocó a los directivos a una nueva reunión en la que se incorporará al sector automotriz al Observatorio de Precios, que apunta a monitorear, relevar y sistematizar los precios a lo largo de las distintas cadenas de valor.

Mientras tanto, habrá reuniones individuales con cada compañía. "No dijeron nada del tema divisas", se quejó un alto directivo de una de las compañías automotrices, tras reunirse con Costa.

Según los directivos, el funcionario no hizo referencia a las necesidades de dólares que tiene el sector, para atender el pago de una deuda de $s 2.500 millones, con sus casas matrices.

Costa citará "una por una" a cada empresa automotriz para hacer un relevamiento de costos y el listado de precios que promoverán en su red de concesionarias durante el primer semestre del año.

Por parte del gobierno nacional, participaron del encuentro el subsecretario de Comercio, Ariel Langer; la subsecretaria de Comercio Exterior, Paula Español; la subsecretaria de Coordinación Económica y Mejora de la Competitividad, Mariana González, y el secretario de Planeamiento Estratégico Industrial, Horacio Cepeda. En tanto, del sector automotriz asistieron representantes de FIAT, Ford, General Motors, Honda Motor, Peugeot Citroen, Renault, Toyota y Volkswagen.

Durante el encuentro, Costa repasó los efectos de la caída de las compras por parte de Brasil y destacó los esfuerzos que realizó el Estado para amortiguar sus efectos, a través del Procreauto. Resaltó que 2014 fue el tercer mejor año de producción de automóviles de la historia.

Comentarios