Policiales
Viernes 26 de Agosto de 2016

El boxeador "Chatrán" Domínguez fue enviado a la cárcel de San Rafael

La fiscalía ordenó el traslado que se concretó el jueves por la siesta. El boxeador y su amigo el “Checho” Miranda fueron apresados una semana atrás luego de un impresionante raid que incluyó persecuciones, peleas con la policía y fuertes amenazas a los efectivos. 

Resistencia a la autoridad, daño agravado y amenazas en concurso real a efectivos policiales son las causas que inició la Justicia contra Nelson “Chatrán” Domínguez y que lo depositaron en el penal de San Rafael en la siesta del jueves.
La detención del boxeador se produjo exactamente una semana atrás tras un impresionante raid que incluyó persecuciones a alta velocidad y peleas con la policía, entre otras cosas como amenazar con cortarse la garganta en la Comisaría 14 si no lo ponían frente a frente con el juez.
El Checho Miranda, el compañero de andanzas de Domínguez ya había sido trasladado a la cárcel sanrafaelina el fin de semana pasado. A él también le achacaron las mismas causas, sin embargo, los antecedentes del Checho fueron determinantes. 
La aprehensión de Domínguez y Miranda se produjo el jueves 18 por la noche. Ambos escaparon de la policía y se produjo una persecución, después intentaron arrollar a efectivos de la Rural que quisieron cortarles el paso.
Cuando se acabó la persecución porque se estrellaron contra un árbol, le hicieron frente a los efectivos y hubo una pelea hasta que lograron reducirlos.  El corolario del operativo fueron las amenazas que lanzó el boxeador a oficiales de policía como “a vos te voy a voltear” o “te voy a matar a tu hijo”, revelaron fuentes policiales.
Pero la detención del Chatrán todavía podía ofrecer un capítulo más y totalmente inesperado. Después de retirarle las esposas para que lo revisara el médico de policía, se las rebuscó para tomar un cúter, se lo incrustó en su brazo derecho y de remate, se lo colocó en la garganta. La exigencia era hablar con el comisario y el juez o se iba a matar porque no tenía intenciones de ir a la cárcel.
La última semana Nelson Domínguez estuvo bajo custodia policial pero internado en el hospital Schestakow donde fue operado por el corte en el tendón del brazo derecho. El jueves recibió el alta a primera hora de la mañana, lo trasladaron a Alvear donde fue indagado por la fiscal y luego lo regresaron a San Rafael pero a la institución carcelaria.
 

Comentarios