Más noticias
Sábado 05 de Noviembre de 2011

El cardiocirujano Claudio Burgos fue declarado Ciudadano Ilustre de Capital

“Es un reconocimiento a 25 años de trabajo durísimo: con más de 14.000 cirugías cardiovasculares y trasplantes realizados, hemos ayudado a vivir a muchos mendocinos y también a personas de otras provincias y países”, dijo el médico.

Por Fabián Sevilla
fsevilla@diariouno.net.ar

“Hemos ayudado a vivir a muchos”. Así sintetizó el médico cardiólogo Claudio Burgos los motivos por los cuales ue distinguido como Ciudadano Ilustre por parte de la Municipalidad de Mendoza.

Burgos recibió este viernes el diploma que certifica esa distinción de manos del intendente capitalino, Víctor Fayad, durante un acto que se realizó en la tarde en uno de los espacios de la Nave Cultural, complejo ubicado en el Parque Central citadino.

Al acto asistieron empresarios y funcionarios municipales, así como los integrantes del equipo de Cirugía Cardiovascular y Trasplantes del Hospital Italiano que trabajan con el homenajeado. También estuvieron destacados colegas; entre ellos se contó al médico oftalmólogo Roberto Zaldívar, quien dentro de unos pocos días también será declarado Ciudadano Ilustre de Mendoza, según adelantó el intendente Fayad.

El cacique destacó que Burgos “ha sabido llevar las premisas del juramento hipocrático a su máxima expresión”. En ese sentido se remarcó que “se ha destacado por su labor en beneficio de la comunidad y que por sus condiciones profesionales, trayectoria y cualidades éticas es considerado un ejemplo para sus conciudadanos y para las futuras generaciones”.

Burgos se recibió en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo en 1977 y luego de perfeccionarse en los mejores centros médicos del planeta, desde 1986 dirige el Departamento de Cirugía Cardiovascular y Trasplantes de Órganos del Italiano. Desde ese lugar junto con su equipo ha hecho escuela y marcado hitos para la medicina local y nacional.

En sintonía, el profesional consideró que la declaración que lo considera ilustre “es un reconocimiento a 25 años de trabajo durísimo. Con más de 14.000 cirugías cardiovasculares y trasplantes realizados, hemos ayudado a vivir a muchos mendocinos y también a personas de otras provincias y países”.

De su trayectoria prefirió comentar que siempre persiguió la excelencia en su especialidad, pero sin que eso lo alejara de la comunidad a la cual pertenece. “Me formé en centros de mucho prestigio en otras partes del mundo y traje esa capacitación a Mendoza para aplicarla en beneficio de la sociedad”, aclaró.

De cara al futuro, el reconocido médico añadió que ahora está abocado a la formación de nuevos y jóvenes profesionales “para que se siga con la escuela de cirugía cardiovascular y trasplante que con nuestro hacer logramos instaurar en Mendoza. Algo que es un elemento muy importante para nuestra comunidad”.
 

Comentarios