Internacional
Lunes 03 de Octubre de 2016

El checo habría estado en 2 provincias y 40 países antes de San Rafael

Extradición. El juez Eduardo Puigdéngolas aguarda la documentación pedida a la Justicia checa para decidir el juicio de extradición porque no hay convenios con ese país

Martín Soupal, el ciudadano checo que fue detenido la semana pasada por la Policía Federal por una orden de captura internacional emitida por Interpol, ingresó al país en 2013 y habría estado al menos en otras dos provincias antes de llegar a San Rafael, donde se alojó en la finca Tamara ubicada en calle El Moro al 4800 de Cuadro Benegas.

El hombre de 34 años, que fue liberado por el juez federal Eduardo Puigdéngolas, fue condenado en ausencia a realizar un tratamiento de seis meses en un centro asistencial en su país.

A la Argentina ingresó por el sistema de voluntariado que ofrece la página de internet wwoofinternational.org, que es una red de organizaciones nacionales que facilitan el trabajo de voluntariado en granjas ecológicas de todo el mundo. Los interesados en participar de esta experiencia se alojan en fincas donde trabajan a cambio de casa y comida.

Si bien no consta en el expediente judicial que lleva adelante el juez federal, Soupal habría pasado por Córdoba y Río Negro antes de recalar en San Rafael donde a través de esta organización consiguió alojamiento en esa finca de Cuadro Benegas a nombre de un escocés radicado en el departamento.

"Wwoof" es un sistema de voluntariado que se basa en el intercambio de trabajo por comida y alojamiento, con el fin de promover el desarrollo de una agricultura sustentable y amiga del medio ambiente.

Sus comienzos datan de 1971 en Londres y, hoy en día, ya son más de 50 los países que participan. En la página web central hay un listado de todos los países en los que se puede hacer "Wwoofing". Este sistema brinda la posibilidad de trabajar en tu propio país o en el exterior sin necesidad de tramitar una visa de trabajo. El voluntariado es totalmente legal para quien tenga una visa de turista ya que no implica ningún tipo de salario.

Gracias a esta organización, totalmente legal, Soupal recorrió por lo menos 40 países, así lo informó el juez federal Eduardo Puigdéngolas a UNO San Rafael, desde que se fugó de República Checa hasta que arribó a la Argentina.

En este escenario, lo sorprendente del caso es que nadie advirtió que Soupal tenía un pedido de captura internacional en el que se advertía que "era peligroso en el contacto con los jóvenes". Es así que según el expediente judicial, Soupal fue detenido el 22 de septiembre tras una información que se obtuvo en la vía pública que estaría relacionada con una denuncia anónima.

En este marco, Puigdéngolas le tomó testimonio al checo y lo dejó en libertad dos días después con ciertas restricciones, entre ellas no permitirle contacto alguno con jóvenes. Además, no podrá ausentarse de la provincia y en caso de querer mudarse deberá avisarlo en el Juzgado Federal.

Según el juez, "no hay indicios para mantener a Soupal detenido, ya que lo único que consta en la documentación presentada es una desobediencia a una medida judicial en un juicio en ausencia con una pena de 6 meses a cumplir un tratamiento que se desconoce".

En ese sentido, el magistrado explicó que "ya he pedido información, a través de la Cancillería argentina, a las autoridades de la República Checa" y agregó que "no hay convenio de extradición con ese país, así es que cuando llegue la documentación (tardará unos 30 días) resolveré, si es que la Justicia checa lo solicite, iniciar el juicio de extradición".

Lo cierto es que se han filtrado un sinfín de rumores respecto a la conducta sexual de Soupal, pero hasta ahora no hay denuncias formales y en el expediente no hay ningún tipo de información que lo relacione con delitos aberrantes.

Al respecto, el magistrado afirmó que "desconozco si la causa por la cual se lo busca ha prescripto y en qué condiciones está el expediente judicial en la República Checa. Todos estos elementos los voy a tener cuando desde ese país me remitan los antecedentes".

Después de la decisión de liberarlo, Soupal regresó a la finca Tamara, un predio de unas 75 hectáreas que tiene una casa de material de dos habitaciones y en la que habría compartido algunos días, antes de su detención, con otros jóvenes que participan del programa "Wwoofing".

Sin denuncias

Hay muchos rumores e informaciones cruzadas sobre la inapropiada conducta sexual de Soupal, pero hasta ahora no hay denuncias formales en el expediente judicial en manos del juez Eduardo Puigdéngolas

Voluntariado

El checo consiguió casa y comida en San Rafael a través de la página de internet wwoofinternational.org, que es una red internacional que facilita trabajo a cambio de alojamiento y comida.

No hay tratados

La República Argentina no tiene convenio de extradición con la República Checa. Será el juez quién deba iniciar un juicio de extradición a solicitud de las autoridades de aquel país del Este de Europa.

Comentarios