Política
Jueves 08 de Septiembre de 2011

El Concejo Deliberante de Alvear contra la AFIP

Aprobó por unanimidad un proyecto para solicitar al organismo nacional que frene la Resolución 3.152. 

En medio de un ambiente productivo revolucionado por los problemas con el agua y la presión fiscal entre otros temas, el concejo deliberante se sumó al reclamo de los agricultores y aprobó por unanimidad una resolución solicitando que se frene la aplicación de la Resolución 3.152.

Administración Federal de Ingresos Públicos que modificó los Indicadores Mínimos de Trabajadores para diversas actividades entre ellas la producción frutícola de manzana, pera y durazno.

El proyecto, autoría del concejal radical Hugo Molina fue presentado la semana pasada y ayer en sesión especial, el resto de los bloques acompañó la iniciativa sin oposición alguna.

“Es el primer concejo que toma la iniciativa y la resolución se aprobó por unanimidad porque estas resoluciones que se toman en alguna oficina se hace sin conocer cual es la realidad regional”, dijo Gustavo Majstruk presidente del Concejo Deliberante. Además el edil justicialista sostuvo que “en el caso específico, la situación del agro del sur mendocino es más complicada que el resto, por eso no dudamos en acompañar este proyecto por más que haya sido iniciativa del bloque radical”.

El concejal demócrata Ricardo Ferrero dijo que “primero deberían ver cual es el precio que le pagan al productor por su fruta y después ver en que condiciones esta para cumplir con sus obligaciones”.

La situación fiscal del agro es un tema recurrente y la medida adoptada por la AFIP había caldeado los ánimos y las principales organizaciones del departamento habían alzado la vos en contra de esta normativa.

En la resolución aprobada por el cuerpo legislativo local se sostiene que la situación “planteada por la Resolución demuestra la falta de conocimiento de los funcionarios actuantes frente a la realidad económica” y se hace necesario “pedir a las autoridades de los Ministerios de Hacienda y de Producción del Gobierno de la Provincia de Mendoza, a los legisladores provinciales y nacionales urgentes acciones ante la AFIP para revertir esta situación”.

La medida tomada por el organismo impositivo asume que un productor que tiene entre 1 y 50 hectáreas de durazno, emplea como mínimo a cinco personas y en consecuencia debe realizar los aportes al Sistema Único de Seguridad Social correspondientes a esa cantidad de gente. Para el caso de la pera y la manzana considera que se necesita un obrero permanente en una explotación también de 1 a 50 hectáreas.

Además entre los considerandos de la resolución del Concejo se sostiene que “las políticas de empleo y la necesidad de combatir el trabajo informal o en negro, no se realiza con estos criterios irracionales seguidos por el organismo recaudador de los ingresos fiscales”.

Además el ministro de la producción Raúl Mercau también mostró su descontento por la medida del organismo nacional. Ayer había programada una reunión con las entidades rurales que finalmente quedó en la nada. Igualmente Mercau se comprometió a viajar hasta el departamento para reunirse con los representantes del sector productivo.
Según José Luis Matellanes “el ministro nos comunicó que entre lunes o martes estaría en Alvear para tocar este y otros temas que aquejan al sector”, expresó el presidente de la cámara de comercio, industria, agricultura y ganadería.

Comentarios