Mundo
Sábado 19 de Marzo de 2016

El cruel hallazgo de unos buzos debajo del mar

Lo que encontraron estos buzos debajo del mar es una crueldad hacia la vida animal, situación que nos muestra el deplorable comportamiento que muchas veces tiene el ser humano. ¿Qué encontraron? Animales enjaulados bajo el agua, como si de un zoológico submarino se tratara. 

Mientras nadaban por una isla llamada Kokoya, en Indonesia, unos buzos se toparon con una cruel realidad que sus ojos no podían creer. Y es que bajo el agua encontraron jaulas que tenían capturados a dos dugongos, un tipo de mamífero herbívoro muy extraño, más conocido como “vaca marina”, los cuales están en peligro de extinción debido a las actividades humanas. Más indignante aún: ambos estaban amarrados con sogas. 
Se cree que ambos serían madre e hijo y permanecían en jaulas separadas. ¿El motivo? Eran presentados a los turistas como atracción turística para lucrar con ellos mediante fotografías y paseos.
Uno de los buzos presentes, Delon Lim, comentó lo siguiente: “Las cicatrices y la herida en su cola eran muy profundas. Fue muy doloroso”. Si bien no está claro cuánto tiempo habrían estado ahí, Lim indica que lo más probable es que llevaran semanas. 
Este cruel y repudiable negocio pertenece a pescadores locales que buscan ganar dinero a costas del sufrimiento de animales, y quienes no tienen conciencia sobre el mal que así le hacen a esta especie y a la Tierra.
Por suerte los responsables pudieron ser rápidamente ubicados y luego de negociar con ellos y explicarles que los dugongos son especies protegidas en vía de extinción, ellos accedieron a liberarlos. Pero no fue así.
Felizmente, dado que los buzos no estaban confiados con lo sucedido, Lim decidió filmar todo y envió el vídeo a las autoridades de vida silvestre. A las pocas horas, miembros de esta organización se comunicaron con él para pedirle la ubicación exacta de las jaulas. Al llegar ahí, nuevamente encontraron a los dos dugongos enjaulados. Esta vez sí fueron liberados. 

Comentarios