Zona sur
Viernes 25 de Marzo de 2016

El día después del atentado en Bruselas relatado por un alvearense

El reconocido fotógrafo Andy Dubrowsky desembarcó en la capital belga el día que ISIS llevó a cabo el atentado terroristas. Contó brevemente lo vivido, pero sus imágenes hablan más que mil palabras.  

Para la familia Drubrowsky, lo que empezó como un viaje para conocer Montzen en Bélgica se convirtió en una aventura que tuvo un fuerte capítulo de terror. En la mañana que hacían pie en Bruselas, la capital belga, el terrorismo islamista personificado por ISIS concretaba un doble atentado en una terminal del aeropuerto de Zaventem y en una estación de subterráneo que dejó 31 muertos y unos 300 heridos.
Mientras viajaba de Bruselas a París en tren, Andy Dubrowsky intercambió algunos comentarios vía chat para contar la experiencia vivida en la capital belga. “Eran las 9 de la mañana y estábamos ahí, justo tomando un tren en Bruselas”, comentó Andy Dubrowsky.
“Nos enteramos bien una hora después, cuando llegamos a la estación de otra ciudad, pero un amigo que estaba frente del aeropuerto dijo que se le movió el piso”, prosiguió el relato.
El viaje a Europa de los alvearenses estaba programado desde hacía un año y se concretó precisamente esta semana.
Andy organizó la visita a Montzen, una pequeña localidad belga para que Zafoni, su padre, entrara en contacto con su lugar de nacimiento y una vez cumplido el objetivo, aprovechar a recorrer el viejo continente en familia. Olga, la madre, y su esposa Gabriela completaban el contingente de alvearenses.
“Cuando nos enteramos (del atentado terrorista) yo no me asusté pero las mujeres sí y ahí nomás querían buscar otras alternativas”, añadió.
Fiel a su estilo, Andy no dudó en tomar la cámara y cuando estuvo nuevamente en Bruselas salió a caminar por las calles de una ciudad inmersa en el dolor por las víctimas para registrar con la lente los restos de tanta violencia. “Me fui a fotear”, colgó escuetamente en el chat.
Lo que le causó algo de sorpresa fueron las reacciones de la sociedad tras la tragedia: “están tranquilo, la seguridad lo necesario, no son como los estadounidenses”, afirmó.
Antes de cerrar el escueto intercambio de chat a través de Facebook, Andy dedicó unas líneas para reflexionar: “tal vez no sea muy inteligente lo que estamos haciendo”, puso.
El atentado en Bruselas fue en una estación de metro y París, el nuevo destino de la familia alvearense, también fue víctima del terrorismo tan solo cuatro meses atrás (en noviembre de 2015) y uno de los blancos elegidos entonces fue una estación de trenes. Por eso la frase reflexiba de Andy está en relación a su entorno: estaban viajando en tren.
Y con un halo de melancolía, a renglón seguido añadió: “le hubiera ido bien acá (a su padre sino hubiera emigrado a Argentina) pero no se entiende esto de la guerra”.
Igualmente, la idea de disfrutar al máximo la estadía en el viejo continente nunca dejó de estar presente y para ponerle punto final al cruce de comentarios y con ello todo lo que había acontecido a su alrededor, cambió de posición el teléfono celular, se sacó una selfie y terminó con un “ahora estamos en París”.
A continuación, las fotos tomadas por Andy Dubrowsky en Bruselas tras los atentados.

Comentarios