Más noticias
Miércoles 07 de Diciembre de 2011

El director del Servicio Penitenciario despotricó por el gasto del operativo fallido con el Rengo Aguilera

Sebastián Sarmiento dijo que por llevar a "El Rengo" hasta el lugar del hecho por el que fue imputado se recargó a 20 penitenciarios, se usaron tres móviles, y se ocupó armamento. "Costó 10 mil pesos", calculó. Suspendieron la reconstrucción del tiroteo en el que involucran al "Rengo" Aguilera

Por Soledad Segade
ssegade@diariouno.net.ar

El director del Servicio Penitenciario, Sebastián Sarmiento, dijo se gastaron al menos 10 mil pesos por el operativo fallido que se hizo para la reconstrucción del hecho por el que Daniel “El Rengo” Aguilera está imputado y preso en Boulogne Sur Mer desde hace cuatro meses.

Sarmiento explicó a diariouno.com.ar que para el traslado de Aguilera hasta el barrio Parque Universitario, donde fue acusado de haber disparado desde un auto a dos hombres, se afectó a 20 penitenciarios.

También se utilizaron tres móviles, armamento, chalecos antibalas, “y el riesgo que conlleva este tipo de operaciones que no se puede predecir en caso que pasara algo”, explicó Sarmiento.

A pesar de lo invertido para la seguridad del traslado del Rengo y del operativo en el momento de la reconstrucción del hecho, los abogados defensores se negaron a realizarlo debido a que consideraron que las condiciones no estaban dadas "como establece la ley".

Uno de los principales reclamos que hizo el abogado defensor Omar Venier fue que no estaban los testigos del hecho por el que se lo acusa a Aguilera. Dijo que al menos siete testigos presenciales debían estar en el lugar para confirmar o descartar sus dichos y los de El Rengo.

Además Venier dijo que el jefe de la barrabrava del Tomba no podía estar esposado mientras se hacía la reconstrucción ya que necesitaba gesticular y señalar, lo que consideró como una privación de su derecho de defensa.

A pesar que le ofrecieron retirarle las esposas cada vez que necesitara indicar algo y luego colocárselas de nuevo, para la defensa no era suficiente, por lo que canceló el procedimiento.

Ante esto, el director del Servicio Penitenciario lo consideró como “una falta de respeto para los penitenciarios, la policía y la fiscal Claudia Ríos Ortiz, el gran despliegue que se hizo y el gasto que generó”.

 

Comentarios