San Rafael
Miércoles 18 de Mayo de 2016

El director de la Penitenciaria reconoció que fue gravísimo el hecho ocurrido en la cárcel

El guardiacárcel quedó muy afectado por la situación vivida. Detalles de las tres horas de tensión que se vivieron en la vieja casona de avenida Mitre y La Pampa. Fotos

Una verdadera odisea de terror vivió el agente penitenciario que fue tomado por rehén por un recluso que lo amenazó con una chuza (arma blanca de fabricación casera) y durante casi tres horas lo mantuvo con las manos atadas en la antesala al ingreso al pabellón 5 de la Cárcel de San Rafael. 
David Octavio Riva Rumino, condenado a cadena perpetua, no tenía nada que perder y después de varios años de pedir su traslado a un penal del Gran Buenos Aires (así lo reconoció también su mamá en un comentario en la nota publicada por UNO de San Rafael) se la jugó y tras la visita de una hermanastra sorprendió al agente.
En un arrebato tomó del cuello al celador, lo introdujo en esa antesala y cerró la puerta. Luego lo ató de manos y con la chuza comenzó a amenazarlo ante la mirada de los otros presos que sorprendidos no tardaron en reaccionar.
Varios detenidos bloquearon con tachos de basura el acceso de la antesala hacia el pabellón e incluso guardaron el celular del celador que Riva arrojó. 
Fueron casi tres horas de máxima tensión en las que un preso dialogaba con el celador y le pedía calma mientras que otro recluso lo hacía con Riva para que deponga su actitud. Es que muchos temían represalias y no querían involucrarse en una acción solitaria que los pudiera complicar.
Es más trascendió que los detenidos apoyaban el traslado  de Riva al que lo consideraban un hombre conflictivo y de pocas pulgas. 
En este escenario, solo uno de los reclusos en ese pabellón insistió para que Riva lastimara al celador que finalmente fue liberado tras un acuerdo de palabra que tuvieron las autoridades con el condenado. 
"Fue un hecho gravísimo el que sucedió porque estuvo en peligro la integridad física del guardiacárcel", explicó Ricardo Gatica.
El director del Penal agregó luego que "por protocolo una vez que este hombre tomó rehén al celador tenía garantizado el traslado".
Es que por lo general estas actitudes impulsan el traslado de los detenidos para evitar futuros conflictos por eso no extrañó que por la noche lo enviaran al penal de Boulogne Sur Mer en Mendoza. 
El traslado fue custodiado por el grupo Grupo Especial de Operaciones Penitenciarias (GEOP) que viajó desde Mendoza al sur para llevar a Riva viajó. En el operativo también participaron varios guardiacárceles locales.
Según se supo, ya se habría conseguido un cupo en Buenos Aires para que Riva pueda alojarse cerca de su familia que vive en Florencio Varela, sin embargo esta versión no pudo ser confirmada por las autoridades locales. 
Lo cierto es que Gatica no ocultó la gravedad del tema que obligó al jefe del servicio penitenciario de la provincia a viajar de urgencia a San Rafael. 
"Ahora lo importante es recuperar al celador que sufrió una hecho muy traumático que necesita atención sicológica y psiquiátrica", afirmó Gatica. 

Comentarios