País
Jueves 16 de Abril de 2015

El dolor de la mamá de la bebé quemada en La Pampa

El cuerpo de la criatura quedó cerca de un caloventor en funcionamiento. "La doctora me dijo que no la habían quemado mucho, que era un coloradito nada más", explicó la madre de la beba, que no supo sobre la lesión hasta el día después. Según diagnostican expertos, deberán amputarle parte de la extremidad afectada.   

Yo le pregunté: "¿Mucho la quemó doctora?". Y me dijo que no, que era un coloradito nada más", explicó la madre de una beba recién nacida que sufrió una quemadura grave en una pierna mientras se encontraba bajo la supervisión de médicos, minutos después del parto. El hecho ocurrió en un hospital de La Pampa. Según diagnostican expertos, deberán amputarle a la beba parte de la extremidad afectada por la quemadura.
El incidente ocurrió el 5 de abril en el hospital Jorge Ahuad de la pequeña localidad pampeana de 25 de mayo, ubicada al sur de la provincia. La recién nacida sufrió quemaduras de segundo y tercer grado causadas por un caloventor que se encontraba muy próximo a ella mientras los médicos la atendían. El personal médico habría intentado ocultar la lesión y la familia no tuvo conocimiento de las heridas hasta el día después, cuando la trasladaron a la maternidad de la localidad de San Lucas, en Neuquén, donde actualmente se encuentran ingresadas la madre y la bebé.
En diálogo con la señal TN, la madre de la nena contó que los médicos que se ocuparon del parto no le permitieron ver a su hija apenas nació. Y que luego le pidieron disculpas porque la habían quemado: "Después de que nació, yo la escuchaba llorar todo el tiempo. La entubaron y yo no pude conocerla hasta el día siguiente. No la conoció ni el padre. Me dijeron que iban a trasladar a la nena, que la iban a estabilizar y que iba bien. Yo traté de verla, pero no me dejaron. Y a la noche me llamó mi mamá para decirme que a la nena la habían quemado
"Yo le pregunté cuánto, y me dijo: 'No sé, porque no me dejaron verla'. Después la doctora me dijo que la disculpara. Al día siguiente vino con ella la asistente social. Y me dijo que pedía disculpas porque habían quemado a la nena, que no se habían dado cuenta, que la estaban entubando cuando pasó. Yo le agradezco por entubarla, por traérmela, pero no tengo palabras, ni ella tenia palabras para decirme lo que había hecho con el caloventor. ¿Ella no sentía el olor? Me dijo que no, que no se había dado cuenta. La vi a la nena vendada cuando vine a Neuquén, no pude ver su pie", dijo la mujer en diálogo con la prensa.
El director del hospital pampeano declaró en diálogo, también, con TN: "Ocurrió mientras la doctora entubaba y canalizaba. El lugar es pequeño y tenían el caloventor, más o menos 50 centímetros del chico debe haber estado. Lamentablemente se quemó. No es una quemadura porque pusimos el caloventor al lado, lamentablemente no se dieron cuenta. Acá nadie trató de ocultar la información. No se le dijo a la madre porque lo que había que hacer era subir al bebé a la ambulancia, compensarla y llevarla en una ambulancia. Era necesario salir con la paciente. Preguntale a la abuela si salió llorando la nena. Las complicaciones de la pacientita no son producto de la quemadura", lanzó.
Por su parte, María Marta Morcillo, directora de la maternidad neuquina donde se encuentra internada la beba, brindó un parte sobre la situación: "La beba tiene asistencia respiratoria, está delicada en terapia neonatal. Se le hará cirugía en la pierna cuando se estabilice", dijo a la señal TN. "Lo más probable es que haya que hacerle una amputación de parte de la pierna, no tenemos fecha, no es urgente, pero es lo que habrá que hacer", informó. La médica sostuvo que la pequeña, que permanece con asistencia respiratoria y tratada con antibióticos "la está luchando".
 

Comentarios