Espectáculos
Martes 06 de Diciembre de 2011

El dueño de Cuevana cambió la filosofía del portal y ofrecerá sólo cine independiente y películas autorizadas

Es parte de la estrategia del sanjuanino Tomás Escobar para salvar la página de las denuncias por propiedad intelectual.

En medio de los conflictos y desmentidas que rodean al sitio Cuevana, uno de sus creadores y actual cara visible, Tomás Escobar, decidió convertir el polémico portal en el canal de streaming de cine independiente más importante de Latinoamérica. Además, anunció que irán bajando las ofertas de películas sin acuerdos.

Así, Escobar planea bajar el nivel de conflictividad que rodea a Cuevana por medio de productos que las grandes distribuidoras autoricen y la distribución de cine independiente: “Si nos dieran la opción de reconvertirnos de cero a cien en un día, lo haríamos”, afirmó el joven de 22 años en un reportaje con la revista Brando, en la que sostuvo que el cambio se hara en el mediano plazo.

Su plan para sacar al portal de los conflictos legales empezó con un acuerdo con el INCAA. El objetivo de Escobar es transformar Cuevana en el canal de visualización de cine independiente (tanto nacional como del resto de los países de América Latina), que sufre la desventaja en cantidad de salas y tiempos de exposición frente al mainstream extranjero.

Mientras tanto, de manera paulatina, irá decreciendo la oferta de películas sin acuerdos hasta convertirse, a mediados de 2012, en una plataforma que sólo ofrecerá contenidos autorizados por los dueños. También, está negociando un convenio con las grandes distribuidoras de películas para reproducir sus productos de manera legal y un perdón por los derechos lesionados hasta acá.

“Cuevana creció y sigue siendo lo que es gracias a los usuarios. Por eso, quiero un modelo que les sirva a todos, a los usuarios y a la industria. Yo no estoy en contra de la industria. Cuevana les conviene porque generó una necesidad que antes no existía. Le generó un valor a sus productos, los favoreció”, explicó el joven.

De acuerdo con esto, el modelo de negocio sería un fondo de inversión y los ingresos por publicidad pagarían las licencias de las distribuidoras. Habrá que ver si funciona.

Fente: a24

Comentarios