Más noticias
Jueves 20 de Octubre de 2011

El dueño de un zoológico privado de Ohio liberó a los animales y después se suicidó

Osos, tigres, lobos y monos asustaron a los pobladores de Zanesville. Galería de imágenes: las autoridades sacrificaron decenas de animales como tigres de Bengala. 

La ciudad de Zanesville, en Ohio, EE.UU, entró en pánico cuando los vecinos comenzaron a ver animales salvajes circulando por la zona. Es que Terry Thompson, de 62 años, liberó de su zoológico a alrededor de 56, antes de suicidarse.

Entre los animales que se dieron a la fuga hay leones, lobos, osos, tigres Bengala y monos. Del total, 48 ya fueron exterminados por policías armados con fusiles de asalto, aunque todavía buscan a un lobo y un mono, informaron las autoridades.

El incidente comenzó el martes, cuando la policía del condado de Muskingum comenzó a recibir llamadas desesperadas de gente que había visto animales salvajes circulando por la zona.

"Me enteré anoche de que Terry Thompson, el dueño de esta reserva, había abierto las jaulas de los animales antes de pegarse un tiro", dijo el alcalde de la ciudad de Zanesville, Howard Zwelling, a la cadena CNN.Según él, en la tarde del miércoles sólo restaba capturar a un mono y a un lobo, tras sacrificarse desde el martes decenas de animales, entre ellos un lobo, seis osos negros, dos osos grizzly, 17 leones, un oso de montaña, 18 tigres de Bengala y un mandril.

Es una "tragedia" que haya habido que matar tigres de Bengala, una especie en peligro de extinción, "pero si tuvieran 18 tigres libres en sus vecindarios, ustedes hubieron querido ver qué pasaba", afirmó Jack Hanna, director emérito del Zoo de Columbus, que ayudó en la cacería. Un oso grizzly, tres leopardos y dos monos fueron capturados con vida y llevados al zoo.

Guardabosques, comandos de élite y expertos del cercano zoológico de Columbus, la capital estatal, fueron convocados para ayudar en la búsqueda y los residentes fueron advertidos de permanecer en sus hogares.

"Cuando anoche llegamos al lugar, había animales que ya habían cruzado la valla de la propiedad a lo largo de la carretera", dijo el comisario Matt Lutz en rueda de prensa. "La noche estaba cayendo, no se podía correr el riesgo de dejar a estas bestias circulando libremente".

Aunque se intentó capturar a los animales con dardos tranquilizantes, se ordenó disparar "a quemarropa" para garantizar la seguridad pública, agregó. "No estamos hablando del típico gato o perro de una casa. Eran tigres de Bengala de 150 kilos", dijo Lutz.

Todas las escuelas cercanas a Zanesville fueron cerradas hoy y se pidió a los padres que mantuvieran a sus hijos en el interior de sus casas. Además, se colocaron señales electrónicas en las rutas advirtiendo a la población del problema e instando a la gente a llamar al 911 en caso de ver algún animal salvaje exótico suelto.

Thompson había sido liberado de una prisión federal hace tres semanas tras haber cumplido una condena de un año por cargos de porte ilegal de armas de fuego y ya había pagado multas por dejar a sus animales sueltos, informó la policía.

"Esta reserva nos causa problemas desde hace muchos años", dijo Lutz. "Hemos recibido muchas quejas y fuimos varias veces a inspeccionar el sitio".
 

Comentarios