Más noticias
Domingo 13 de Noviembre de 2011

El durazno alvearense cautiva a los ingleses

Frutas Escartín, una empresa familiar, se convirtió en el principal proveedor de nectarines de todo el Reino Unido  

Escartín es una empresa familiar de productores alvearenses que comenzó en 1974 vendiendo 1.000 cajones de fruta fresca en Buenos Aires y hoy procesa 6 millones de kilos por temporada.

Desde Bowen, en el este alvearense, colocan la producción local en más de 14 países y son los principales exportadores de duraznos y nectarines argentinos al Reino Unido.

“Esta región tiene muchas desventajas climáticas pero la fruta que se produce en esta zona destaca por el sabor, el color y la calidad poscosecha. El mercado inglés reconoce esa calidad y paga por la mejor llegada de la fruta. Le ganamos ese mercado a Chile y estamos en todos los supermercados del Reino Unido”, comentó Luis Escartín.

El joven empresario (31) es parte de la segunda generación de los Escartín y junto con sus hermanos Claudia y Alberto, su primo Roberto e Iván llevan adelante la empresa que supieron forjar los hermanos Alberto y Valentín Escartín tres décadas atrás.

En la actualidad Frutas Escartín es una empresa que se extiende a lo largo de toda la cadena de valor. Son productores primarios, empacadores y exportadores.

De las 250 hectáreas cultivadas que posee la firma (durazno, nectarines, ciruela, pera, damasco y melones) alrededor de 10 hectáreas por año son sometidas a procesos de reconversión y también una pequeña porción de tierra es destinada a la investigación y desarrollo de nuevas variedades. “El mercado nos exige estar actualizados, si no quedamos afuera”, remarcó Luis.

Mejorar la competitividad

Para el joven empresario la pérdida de competitividad es un escollo que se debe solucionar en el corto plazo para evitar la “catástrofe del sector”.

“El tipo de cambio, la baja rentabilidad y el aumento de los costos internos obligan a trabajar menos volumen. Tratamos de perder lo menos posible. Hoy la situación es complicada y el que no tiene espalda se sale del negocio. En cambio cuando hay rentabilidad está más que comprobado que el productor reinvierte en la finca”, dijo Escartín.

“En comparación al 2001 estamos 25% más caros en dólares”, agregó.

Además el empresario sostuvo que pese al potencial productivo de Mendoza, no hubo políticas de reconversión de variedades ni investigación.

“Mendoza es una zona ideal para variedades tempranas de pera, el privado toma la iniciativa pero el Estado no acompaña”, dijo Luis.

Producción sureña

- La firma tiene 250 hectáreas de las cuales 100 cuentan con sistematización de riego y unas 40 con protección de malla antigranizo.

- La planta empacadora está emplazada en calle 16, en Bowen, en un predio de 4 hectáreas con 9.000 metros cuadrados cubiertos.

- Hay dos líneas de embalaje de calibrado electrónico que permite procesar 120.000 kilos de fruta por día.

- Las condiciones climáticas del desierto son características de una zona semiárida: menos de 350mm de precipitación anuales, amplitudes térmicas de más de 20°C y más de 300 días de sol al año. Estos aspectos junto con los fértiles suelos se conjugan para obtener frutas únicas en el mundo por su extraordinario sabor, color y conservación poscosecha.
 

Comentarios