La provincia
Sábado 29 de Agosto de 2015

El fiscal Garay analiza caso por caso los polémicos pases a planta

La designación de funcionarios y allegados a la máxima autoridad de la provincia ahora está en la lupa del titular de Delitos Complejos. Quejas y reclamo de Sitea.

Por Carina Luz Pérez
Mientras el listado de nombres brota como las plantas en primavera en el Boletín Oficial, la polémica designación de allegados y colaboradores directos del gobernador Francisco Pérez continúa bajo la lupa del fiscal de Delitos Complejos Santiago Garay.
Sereno, sin las urgencias políticas del momento y con los libros de los decretos en el escritorio, Garay admite que debe sentarse a leer uno por uno en el registro para conocer el contenido. A partir de allí, establecerá qué leyes se han infringido, si de esa lectura surgiera tal confirmación.
La tarea de averiguar si hubo reserva de decretos para pasar a planta permanente a parte del equipo político del mandatario provincial requiere conocer el circuito administrativo: cada persona designada debe cumplir con una serie de trámites, como realizarse la revisación médica, mientras su expediente va sorteando la aprobación de diferentes oficinas de Gobierno, que velan por la legalidad del ingreso, por supuesto desde lo formal. 
Ese expediente puede demorar en hacer el camino, alrededor de dos meses, o más. La falta estaría dada porque como todos los días se firman decretos, los cuales deben ser correlativos, los encargados de registrarlos simplemente asignan esos números correlativos, pero dejan en blanco el texto del decreto, hasta tanto el expediente está completo.
Una vez terminado, el decreto pasa por la Secretaría Legal y Técnica, con el número en cuestión para que lo firme el gobernador. 
Desde Sitea, estimaron que cerca de 200 personas ingresarán de este modo. Pero su titular, Víctor Dagfal, adelantó: “Si bien fuimos nosotros los primeros en denunciar las irregularidades en la selección de personal a ingresar, no seremos los que persigamos a personas trabajadoras. Me parece de un gran cinismo lo que hacen los radicales, cuando ellos han hecho lo mismo no hace tanto tiempo atrás. Cobos se los dejó a Jaque y Jaque a Pérez. Nosotros hemos parado a Iglesias cuando quiso echar a 5.000 contratados y no nos fijamos si eran radicales o peronistas, nos fijamos si eran laburantes”.
Para el gremialista, “lo que hay que entender es que el decreto de los acomodados pasa rapidísimo, el de los contratados rasos no. Pero nosotros nos movilizamos por lo que la gente quiere y si bien todos nos indignamos porque entren acomodados, nadie va a una protesta por esto”.

Comentarios