Policiales
Miércoles 29 de Abril de 2015

El fiscal pidió incorporar dos causas al juicio de la “banda de la plancha”

Se quiere sumar elementos de prueba de dos expedientes sobre violentos robos en los que están sospechados algunos de los miembros del grupo enjuiciado. El debate oral sigue el lunes.

Se realizarán al menos dos audiencias más en el juicio que se le sigue a la “banda de la plancha” por el violento asalto a Fernando Gamboa y su esposa en su vivienda el 23 de febrero año pasado, quien fue quemado con ese aparato. Se espera que el lunes comiencen los alegatos de las partes y el miércoles se lea la sentencia del tribunal.
Pero previamente, este miércoles el fiscal Norberto Jamsech pidió a los jueces de la Primera Cámara del Crimen incorporar dos causas aún abiertas en la justicia local en las que están siendo investigados o son sospechosos algunos de los cinco acusados que son juzgados (Raúl Ariel y Juan Marcelo Reyes, Roberto Carlos Peletay, Daniel Emanuel Sánchez y Pablo Hernán Carretero) y de las que UNO de San Rafael informó en la edición impresa del domingo pasado.
Se trata del expediente sobre el violento robo al abogado Roberto Espasandín y su familia que está en el Primer Juzgado de Instrucción y la causa sobre un asalto a un matrimonio y su hijo en Monte Comán que se encuentra en el Segundo Juzgado de Instrucción.
Con esto se busca incorporar elementos de prueba que puedan servir en el juicio en marcha, entre ellos una escucha telefónica a uno de los principales acusados.
Esos asaltos tuvieron cierta similitud en la forma de llevarse a cabo y en la cantidad de ladrones, además de que se cometieron en días previos al asalto a Gamboa.
Los dos casos
En el caso de Espasandín, se perpetró el 17 de enero de 2014 a la madrugada cuando estaba con su esposa y un sobrino en su casa de Las Paredes y fue encañonado por tres hombres encapuchados con armas de fuego, golpeado y amenazado con que le iban a quemar la cara con una plancha. Lo despojaron de distintas pertenencias y dos mil pesos. Posteriormente la tableta del abogado asaltado se le secuestró a uno de los actuales acusados.
El asalto de Monte Comán se registró el 15 de febrero del mismo año a la noche y tuvo como víctimas a un hombre de apellido Sanogera, su esposa y su hijo, que fueron reducidos por cuatro hombres armados con cuchillos que habían llamado a la puerta.
Los ladrones maniataron y encerraron a la familia en uno de los dormitorios y huyeron con 127.000 pesos, 700 dólares y varias alhajas de oro.

Comentarios