Economía
Jueves 15 de Diciembre de 2011

El FMI advirtió que "no hay países inmunes" a la crisis

La titular del organismo, Christine Lagarde, realizó estas declaraciones en medio del freno que sufre la economía mundial.

El panorama económico mundial es "bastante sombrío" y requerirá acción de parte de todos los países, partiendo por los de Europa, para salir de una creciente crisis que representa riesgos de una depresión global, dijo el jueves Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional.

"No hay economía en el mundo, ya sean países de bajos ingresos, mercados emergentes, países de ingresos medianos o economías súper avanzadas, que vaya a ser inmune a la crisis que vemos, no sólo desarrollándose sino que escalando", indicó Lagarde en declaraciones en el Departamento de Estado estadounidense.

"No es una crisis que vaya a resolverse por la actuación de un grupo de países. Esperamos que sea resuelta por todos los países, todas las regiones, todas las categorías de países actuando", aseveró.

Lagarde dijo que había algunos puntos económicos brillantes en los países de Asia y Latinoamérica, que según sostuvo habían tomado, con ayuda del FMI, medidas durante las crisis de las décadas de 1980 y de 1990 para enfrentar las debilidades en sus sistemas bancarios y en su regulación financiera.

"Todos esos desafíos que enfrentaron en los días de la crisis asiática, de la crisis latinoamericana ahora les han servido de experiencia", expresó la jefa del FMI.

En su opinión, los líderes económicos mundiales ahora necesitan adoptar una estrategia para enfrentar las debilidades sistémicas, tales como las que la crisis de la zona euro puso al descubierto.

"Esto va a requerir esfuerzos, ajustes y claramente va a comenzar desde el corazón de la crisis en este momento, que está obviamente en los países europeos y en particular en los países de la zona euro", dijo.

Al mismo tiempo, manifestó que los procesos democráticos a menudo hacen difíciles las soluciones rápidas, diciendo que debe resolverse la colisión de las expectativas de los mercados con la realidad política.


FUENTE: Ámbito Financiero

Comentarios