Política
Miércoles 07 de Diciembre de 2011

El gobernador cerró el último año de gestión sin indultos ni reducciones de condenas

Celso Jaque confirmó en un desayuno con la prensa que no dará esos beneficios, como se acostumbra al cierre de cada año gubernamental. Habría unos 70 pedidos de estos beneficios a la espera de que el gobernador acepte o no otorgarlos.  

El gobernador de Mendoza "Podrá indultar o conmutar las penas impuestas por delitos sujetos a la jurisdicción provincial, previo informe motivado de la Suprema Corte sobre la oportunidad y conveniencia del indulto o conmutación y con arreglo a la ley reglamentaria que determinará los casos y la forma en que pueda solicitarse".

Esa es una de las atribuciones del Artículo 128 de la Constitución Provincial, que data de 1916, y que los últimos mandatarios respetaron al término de cada año de su gestión.

Sin embargo, Celso Jaque -a escasos tres días de dejar el cargo- confirmó este miércoles que volverá a romper con esa posibilidad: por tercer año consecutivo no dictará ningún indulto y tampoco reducción de condenas (lo hizo sólo en el primer año de su mandato).

Habría unos 70 pedidos de estos beneficios a la espera de que el gobernador acepte o no otorgarlos.

Mientras que Carlos Quiroga Nanclares, subsecretario de Justicia, aseguró que el gobernador saliente no ordenó otorgar estos beneficios al término de su gestión; en el Poder Ejecutivo explicaron que poner en práctica la atribución constitucional es una determinación y no una obligación por parte del mandatario de turno.

Comentarios