Política
Lunes 07 de Noviembre de 2011

El gobernador electo esquivó con cautela dos reclamos de la CGT

Mientras avanza en su gira pública postelectoral, Paco Pérez define el gobierno que viene con mucha mayor intimidad. La creación del Ministerio de Trabajo y la designación de funcionarios le quitan el sueño al núcleo local de la central obrera. El sucesor de Jaque re confirmó un aumento de tarifas. La CGT abandonó el choripán y el vino y recibió a Paco entre mariscos y tragos

Por Javier Polvani

Paco Pérez no terminó de sacarse el caset de la campaña mientras avanza en su gira pública postelectoral a la par que define el gobierno que viene con mucha mayor intimidad. Ya ganó las elecciones y cada vez le queda más cerca el día de sentarse en el sillón de San Martín a comandar la provincia pero todavía regula cada palabra y cada paso cuidando que no se mezcle la apertura que pregona para su gestión con la definición de los ministros del gabinete.

Este lunes, a 32 días de la asunción, Pérez esquivó dos definiciones que preocupan al núcleo duro de la CGT local, que convocó al secretariado general de la central para ponerse “a disposición” del gobernador electo, luego de pedir explícitamente espacios en el nuevo gobierno. El electo no confirmó que vaya a crear el Ministerio de Trabajo, como quiere la CGT, ni aseguró que esa área vaya a seguir estando bajo el ala de dirigentes sindicales como hasta ahora, cuando funciona con rango de Subsecretaría en la órbita del Ministerio de Gobierno. Pero no se trató de una discriminación al movimiento obrero, el mismo camino tomó con cada sector al que convocó después de ser ungido el 23 de octubre.

“Nos parece mucho más atinado el diseño de las políticas y la discusión de las mismas políticas que los títulos de las carteras y la discusión de los nombres. Los nombres son importantes para ejecutar las políticas, pero mucho más importantes son las políticas”, dribló Paco Pérez entre los zarpazos de los distintos sectores nucleados en el Frente para la Victoria para escalar posiciones rumbo al gabinete.

El lunes en la mañana el discurso fue repetido antes del encuentro con los líderes de los gremios cegetistas; más de 60 secretarios generales de organizaciones con base en la provincia rodearon a Pérez y Carlos Ciurca, vicegobernador electo, en lo que fue la presentación de las propuestas sindicales para el nuevo gobierno, según la interpretación que los dirigentes gremiales le dieron al encuentro.

“No tiene sentido discutir la designación de un hospital sino está definida la política sanitaria”, insistió Pérez como variante para pasar por al lado de los nombres que ya tiene seleccionados para ejercer la gran mayoría de los ministerios sin tener que “quemar” a nadie hasta terminar el proceso de búsqueda de consenso para el estilo que piensa imponer desde la Casa de Gobierno y para los nombres que lo ayudarán a interpretarlo.

Pérez re reconfirmó el aumento de tarifas
Si faltaban señales para saber qué habrá en el futuro cercano aumento en las tarifas de servicios públicos, Paco Pérez insistió este lunes con que los aumentos “ya en lo circuitos normales para su tratamiento”. Como lo anticipó el electo el lunes de la semana pasada sentado al lado del gobernador Celso Jaque, es cuestión de plazos burocráticos para que se produzca una actualización en las tarifas de luz, agua y micros.

Antes de que se efectivicen los aumentos, el EPRE tiene que dictaminar sobre la electricidad, el EPAS sobre el agua y la Subsecretaría de Servicios Públicos por el transporte público. En esa fase se esclarecerá el costo puro de las prestaciones para que luego se determine cuánto costará la tarifa de cada rubro, lo que implica una decisión política. Pérez no pudo confirmar si será Jaque quien confirme los incrementos tarifarios o si será parte de sus primeros  actos al frente de la administración provincial.

Pérez insistió con que en su mandato avanzará en un cambio de la estructura de subsidios de la provincia, para pasar el destino directo de la ayuda estatal del prestador al usuario. El gobernador electo nunca estuvo de acuerdo con el sistema que rige desde la gobernación de Julio Cobos, en el que los empresarios cobran un canon por kilómetro recorrido sin importar la recaudación por cantidad de pasajeros que se registre, pero no confirmó plazos para iniciar el cambio prometido.

Comentarios