Economía
Miércoles 19 de Octubre de 2011

El Gobierno busca incorporar los biocombustibles a la matriz energética nacional

En sólo cuatro años, Argentina se ha convertido en el primer exportador mundial de biodiesel y el tercer productor mundial, al tiempo que viene registrando un fuerte crecimiento en bioetanol.

El Gobierno procura que la producción de biodiésel priorice el abastecimiento interno, para permitir un gradual reemplazo de los combustibles de origen fósil y su incorporación a la matriz energética nacional.

"Ahora el mensaje es ´menos a la exportación y más al mercado interno´. Ese es el gran desafío para el sector, al igual que el de subir los bio a la matriz energética", dijo a Télam el coordinador Nacional de Biocombustibles, Javier de Urquiza.

El funcionario participó este martes en Avellaneda, Departamento de General Obligado, en el noreste de la provincia de Santa Fe, de la II reunión anual de la cadena de valor de los biocombustibles, que reunió a los más importantes referentes del sector.

Al respecto, señaló que haber hecho esa reunión en la zona desde la cual hace cuatro años se exportó a Europa el primer cargamento de biocombustibles, concretamente a Alemania por la Aceitera Vicentín, "tiene varios significados".

"El primero: el hecho de reconocer cómo creció este sector en el marco de las políticas públicas delineadas por el ex presidente Néstor Kircher, que propició la sanción de la Ley 23.093 que le dio marco; y continuadas por la actual mandataria Cristina Kirchner, sumado a la propia decisión empresarial de ir creciendo en la producción de biocombustible".

En sólo cuatro años, Argentina se ha convertido en el primer exportador mundial de biodiesel y el tercer productor mundial, al tiempo que viene registrando un fuerte crecimiento en bioetanol.

El corte de bioetanol está hoy en el orden del 3 por ciento, pero el sector confía cumplir en 2012 con el cupo de corte de 5 por ciento para las naftas que fija la ley.

El bioetanol produce 120 mil metros cúbicos y tiene una proyección de 180 mil metros cúbicos, sumando 218 mil metros cúbicos de maíz para llegar a un corte de 7 por ciento el año próximo.

Las inversiones del sector, entre las realizadas y las anunciadas desde 2007 a la fecha, rondan los 900 millones de dólares, para cumplir con una meta de producción de 7 millones de toneladas para el 2015, precisó Roberto Urquía, de Aceitera General Dehesa.

El segundo eje de esa reunión, para de Urquiza, fue el mensaje del ministro de Planificación, Julio De Vido, quien señaló a los empresarios que "los biocombustibles son parte real de la matriz energética nacional".

El funcionario consideró que "hay que ponerse a la misma altura de las otras ofertas energéticas, y hacer valer a los biocombustibles como una energía para el uso interno nacional".

Explicó que "esto debe ser así, porque cada vez tenemos más demanda de energía, cada vez hay más actividad industrial, más automóviles que se están incorporando al parque nacional".

En ese sentido, recordó que las proyecciones que se manejan indican que se incorporarán este año unos 700 mil nuevos autos, que van a necesitar combustible, "y seguramente allí los biocombustibles van a jugar un rol importante", dijo.

Actualmente se producen 2.400.000 toneladas de biodiésel, de las que 800.000 van al mercado interno (para el corte de gasoil al 7%) permitiendo sustituir importaciones de gasoil por 900 millones de dólares, y 1.600.000 toneladas a la exportación.

Entre 2012 y 2013 está previsto incrementar en 1.100.000 toneladas la producción de biodiésel, y "la idea es volcar 800.000 al mercado interno", indicó.

Estas se distribuirán: 200.000 más para el corte al 10% de gas oil para usinas eléctricas; 200.000 para el programa de energía eléctrica GENREN; 350.000 para el corte al 20% en colectivos y equipos agropecuarios, y 50.000 para el corte al 10% de gasoil de ENARSA.

Los mayores precios que tenía la exportación se están revirtiendo, según la última actualización de la Secretaría de Energía, y "hoy el precio no es determinante para cumplir con ese mandato de abastecer más al mercado interno", dijo de Urquiza.

"El biodiésel tiene que tener un precio que no nos modifique las variables del precio interno de los combustibles líquidos. En eso hemos tenido mucho cuidado", aseveró el coordinador.

La Secretaría de Energía publica todos los meses un precio para los bio, que surge de una fórmula que apunta a que no haya un desbalance con el precio de los combustibles de origen fósil.

De Urquiza consideró que "eso es muy importante, porque quien vaya a cargar combustible para realizar una actividad productiva, va a tener muy en cuenta esa variable".

Fuente: Télam

Comentarios