Política
Sábado 07 de Febrero de 2015

El gobierno cuestionó la "marcha de silencio" que impulsaron los fiscales

Los fiscales nacionales respondieron que la convocatoria "no es en contra de nadie".

El gobierno cuestionó ayer el espíritu de la "marcha de silencio" convocada para el próximo 18 de febrero, a un mes de la muerte de Nisman, y pidió saber "por qué se realiza", mientras que los fiscales nacionales respondieron que la convocatoria "no es en contra de nadie" sino para reclamar que se respete la "independencia" del Poder Judicial.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich sostuvo que "nadie puede decir que existe intromisión del Ejecutivo" en la investigación, y afirmó que son los representantes de la Justicia "los que tienen que resolver" el caso.

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, aseguró que la manifestación convocada por los fiscales "forma parte de los derechos conquistados", aunque recordó que entre los realizadores, "hay gente que no se movió por otros argentinos en los momentos más duros de la democracia".

Los fiscales ratificaron la convocatoria y alertaron que el caso de la muerte de Nisman "es el primero" con "estas características, pero podría no ser el último".

Comentarios