Deportes
Miércoles 10 de Agosto de 2016

El Gobierno impulsó un proyecto para "perseguir y terminar" con las barras

La idea es terminar con la violencia en las canchas y sus negociados, la ley prevé sanciones de hasta 10 años de cárcel para quienes generen conflictos en el fútbol.

El Poder Ejecutivo nacional decidió enviar al Congreso un proyecto de ley que tiene por objetivo "perseguir y terminar" con las barras bravas y que prevé sanciones de hasta 10 años de cárcel para quienes generen episodios de violencia en el fútbol.

La iniciativa, a la que tuvo acceso NA, busca convertirse en una "herramienta útil e innovadora con respecto a la legislación, ya que busca perseguir y terminar específicamente con lo que se conoce comúnmente como las barras bravas".

"Si bien este fenómeno no es nuevo" en la Argentina, "en los últimos tiempos se ha visto un incremento tanto en el número de sus integrantes como en el grado de violencia ejercido por éstas -en referencia a las barras-, por no encontrarse a la altura de las circunstancias los diferentes actores sociales vinculados al fútbol", resaltó el texto de la propuesta.

Enfatizó, en este sentido, que "el objetivo" del proyecto que impulsa el gobierno de Mauricio Macri "apunta a la persecución penal y al desfinanciamiento de dichos grupos para que vean disminuidas sus posibilidades de acción".

La propuesta determina penas de hasta 10 años de cárcel para quienes, con el agravante de la utilización de armas de fuego y el concurso de dos o más personas, empleen "violencia o intimidación" para: alterar el normal desarrollo de un espectáculo futbolístico, provocar disturbios, amedrentar y/o ejercer presión sobre protagonistas, concurrentes u organizadores.

La iniciativa, que se espera que ingrese al Parlamento por el Senado, busca "instrumentar un régimen penal especial en materia de espectáculos futbolísticos, el cual se encuentra subsumido en la actualidad en las leyes número 23.184, 24.192 y 26.358 sobre espectáculos deportivos".

En este marco, el gobierno de Macri considera -en el texto del proyecto- que la normativa vigente para casos de violencia en espectáculos deportivos en general y en el fútbol en particular se encuentra "desactualizada" o "no resulta adecuada para enfrentar la problemática actual".

"Desde el año 1985, cuando se sancionó la ley 23.184 que estableció el régimen penal y contravencional para actos cometidos con motivo o en ocasión de un espectáculo deportivo, han transcurrido más de 30 años, lapso en el cual, si bien la norma fue aplicada y modificada por las leyes número 24.192 y 26.358, es evidente que ha quedado en algunos casos desnaturalizada y en otros no resulta adecuada para enfrentar la problemática actual", resalta la propuesta del Ejecutivo nacional.

"Es de público y notorio conocimiento la existencia de la problemática relativa a la violencia que se genera en torno a los espectáculos futbolísticos y, es voluntad de este nuevo Gobierno enfrentarla y hacerse cargo de recuperar las condiciones de tranquilidad, orden y seguridad necesarias a fin de que la sociedad recobre el hábito de disfrutar de un deporte tan arraigado de la idiosincrasia del país", agregó el proyecto.

La iniciativa, que llegará al Congreso en momentos en los que la violencia en el fútbol forzó una prohibición de acceso de público visitante a los estadios en partidos locales, con excepción de la Copa Argentina, prevé -además- un agravante genérico de la pena para los delitos del Código Penal más comúnmente cometidos en el marco de un espectáculo de este deporte.

También se establece la tipificación de nuevas conductas que se producen de manera habitual en el ámbito del fútbol y que deben ser contempladas en forma "específica" por su gravedad", según al texto al que tuvo acceso la agencia Noticias Argentinas.

Comentarios