Política
Viernes 13 de Noviembre de 2015

El Gobierno de Mendoza hizo auditar los hospitales descentralizados

Fue tras las amenazas de renuncia en conjunto que hicieron los directores de esos nosocomios entre otros. Desde Hacienda quieren saber si es cierto que necesitan $150 millones para comprar insumos hasta fin de año.  

Por Carina Luz Pérez
perez.carina@diariouno.net.ar
En una semana en la que los directores de los hospitales descentralizados prometieron renunciar en conjunto si no recibían un refuerzo presupuestario de $150 millones para poder comprar insumos hasta finalizar el año y hacer una previsión para el inicio del 2016, dichos nosocomios recibieron ayer una auditoría del Ministerio de Salud de Mendoza a pedido del Ministerio de Hacienda.
Se trata de establecer si las necesidades expresadas por los directivos son reales en contraste con las facturas ya emitidas a los proveedores que esperan los pagos, y si las necesidades proyectadas para los primeros meses del año siguiente son razonables.
El planteo de los hospitales es llegar al 31 de diciembre con todas las deudas imputadas, con su crédito presupuestario correspondiente, de modo tal de irse sin “pendientes” firmados bajo su responsabilidad, pero en Hacienda creen que esta pretensión es un tanto exagerada.
Desde el momento en que los directivos de cada nosocomio solicitaron por nota al Ministerio de Salud autorización para imputar deuda y refuerzos de partidas para los meses que quedan del año (nota que hicieron extensiva a Fiscalía de Estado y a la Legislatura de Mendoza), y tras dos reuniones consecutivas entre las partes, empezaron a verse algunas divergencias entre las deudas registradas, las no imputadas y las sumas totales.
Por ejemplo, en el Hospital Central se informó que había un déficit presupuestario de $37.670.754, pero cuando fueron consultados sobre qué monto estaba destinado a terminar el año y cuánto al inicio de 2016, las cuentas calculadas por Hacienda daban como resultado $37 millones; en el caso del hospital Perrupato, de San Martín, donde el director pidió con detalles el refuerzo de $24,2 millones, una revisión arrojó que necesitan alrededor de $24,1 millones; de igual modo ocurre con el resto del grupo, a excepción del Notti, donde se pidieron $22 millones en total, de los cuales $15 millones son necesarios para cerrar el 2015 y $7 millones, para cubrir hasta febrero. 
Esas divergencias en lo informado por los hospitales –$156. 599.948 en su conjunto– representan una diferencia de casi $4 millones para Hacienda, que sólo suma $153 millones,  lo que para un grupo de hospitales tan grandes solamente podría requerir de una cuestión de ajustar números entre funcionarios. Lo cierto es que existe dentro del propio Gobierno desconfianza hacia lo que gastaron en concepto de deuda “pinche”, en medio de la crisis financiera que azota a la provincia.
Fue el propio ministro de Hacienda, Juan Antonio Gantus, quien advirtió de que no todo el crédito presupuestario liberado hasta ahora, un total de $ 70 millones de los $ 250 millones pedidos inicialmente, había sido imputado por los hospitales al pago de los proveedores, algo que también fue requerido ayer durante la auditoría, para corroborar la factura con su correspondiente asignación por sistema a ese crédito.
Fernando Vera Vázquez, director del Lagomaggiore, afirmó que de los primeros $70 millones de crédito para imputar deuda a este hospital le correspondían $19 millones, pero explicó que efectivamente no todo ha sido imputado al gasto porque el sistema es bastante engorroso.
“Hemos ido imputando cuando se generan las órdenes de compra, porque ese crédito ya fue consumido. Hasta que esto sucede pasa un tiempo, porque es un trabajo bastante engorroso. Ahora necesitamos el crédito para imputar lo que vamos a necesitar hacia adelante”, dijo, y agregó que “lo proyectado para terminar el año es de $30 millones, con lo que deberíamos comprar para llegar a febrero”.
Además adelantó que esperan que los refuerzos presupuestarios sean dados por ley y no desde Hacienda como sucedió hasta ahora, aunque no habló específicamente de qué forma tendría esa ley cuando faltan días para el recambio legislativo.
En tanto, desde el Perrupato, Gustavo Patti indicó también que imputar el gasto requiere un tiempo, por lo que es “muy posible que desde Hacienda no estén viendo todavía cómo ha sido asignado el refuerzo”. En este centro asistencial lo pedido son $35 millones para registrar deuda pinche y hacer nuevas licitaciones.
Es que según Patti esto significa que se trabaja al día, y que aun con tres licitaciones de medicamentos e insumos generales terminadas no tiene crédito ni cupo para adjudicarlas.
En cuanto a los servicios prestados, admitió que “sólo se atiende lo más urgente, lo que el paciente no puede esperar, aquellos que sí pueden, bueno… lo estamos reprogramando”.
De todos modos, se mostró confiado en que el Gobierno provincial terminará de afinar los números para cerrar el tema lo antes posible.
Desde el hospital Notti, su gerente administrativo, el contador Fernando Abona, indicó que “hemos recibido la auditoría hoy de parte del ministerio, como calculo que lo harán con los otros hospitales. Nosotros pedimos 15 millones de pesos para terminar el año, y otros 7 millones para comprar insumos para los meses de febrero, pero no es por el cambio de gobierno, sino porque siempre en estos meses se hace de esta forma”.
Detalló que hasta ahora sólo han recibido de Salud un refuerzo de $ 6 millones, luego de lograr regularizar una deuda de $32 millones hasta el mes de setiembre. Pero explicó que sin las partidas presupuestarias de refuerzo se compran a diario insumos, los que en general son ofrecidos por los proveedores al 100% de su valor.
En cuanto a la auditoría, dijo que “se han podido validar las facturas, con su número correspondiente para justificar el déficit presente”
Una vez finalizado el trabajo de los auditores, el Ministerio de Hacienda debe indicar el crédito para imputar la deuda pinche y qué refuerzo ofrecerá finalmente a los directores de los hospitales descentralizados, pero se estima que ese monto rondará los $130 millones.

Comentarios