Política
Jueves 15 de Septiembre de 2011

El Gobierno sospecha que la pelea electoral contaminó los reclamos habitacionales

La participación de activistas entre los sin techo que ocupan barriadas es una hipótesis del oficialismo, que calla para "evitar que suban los decibeles de campaña", asegura. Lo sucedido este miércoles en Las Heras es tomado como un ejemplo.

Por Javier Polvani

En el Gobierno hay sospechas sobre la participación de activistas entre los necesitados de tener una casa propia que propician las tomas de barrios en construcción o terrenos como modo de protesta. Los datos concretos sobre este tema subieron desde la base de militantes barriales del Partido Justicialista hasta las altas esferas de la gestión. Oficialmente gambetearon blanquear el tema para “evitar que se suban los decibeles de la campaña”, como justificó el pedido de anonimato una alta fuente del gobierno que reveló a diariouno.com.ar algunas pistas que llegaron a oídos de los funcionarios en los últimos días sobre posibles tomas.

En el caso concreto del movimiento de vecinos que ocurrió el miércoles en las inmediaciones del barrio 26 de Enero de Las Heras, hubo una preparación previa de los participantes que delató la movida. El Ministerio de Seguridad supo que habría un intento de toma del barrio de la UOCRA, en Las Heras, que se construye en su etapa final frente al 26 de enero, más de nueve horas antes de que se produjera el movimiento de unos 35 vecinos que fue repelido con disparos de balas de goma al aire entrada la madrugada del miércoles.

Como no alcanzaron las medidas preventivas que se activaron para evitar que los vecinos salieran a la calle, la toma se frustró con un gran despliegue de uniformados en la zona, quienes actuaron de inmediato cuando un grupo integrado casi en su totalidad por mujeres se arrimó al cierre perimetral del conglomerado en construcción. La acción masiva de la policía evitó la toma en la madrugada, pero no descomprimió la situación en la zona.

Al anochecer los mismos vecinos tomaron finalmente una manzana del barrio San Francisco, otro conglomerado en construcción en las inmediaciones del 26 de Enero. La toma fue desactivada pasada la medianoche, cuando llegaron al lugar la fiscal de Delitos Complejos, Claudia Ríos, y el ministro de Seguridad, Carlos Aranda. Muchas de las familias que participaron de las manifestaciones del miércoles ya habían tomado durante unas horas el barrio de la UOCRA, en febrero.

Entonces, el caso fue tratado por las autoridades comunales y provinciales como emergente de una problemática social y fue abordado por funcionarios de primer nivel de la Municipalidad y la gestión de Celso Jaque. En cambio, el miércoles ningún protagonista de las primeras líneas de los gobiernos local y provincial se presentó en el lugar.

Los manifestantes pedían por Carlos Ciurca, ex ministro de Desarrollo Social y actual candidato a vicegobernador por el PJ, y  Rubén Miranda, quien va por la reelección al frente del Municipio de Las Heras el 23 de octubre. Punteros del PJ de la zona les aseguraron a las autoridades que entre los manifestantes había al menos un activista cercano a Guillermo Amstutz, el ex intendente de Las Heras que competirá en octubre con Miranda por la Intendencia.

El caso del movimiento vecinal de Las Heras fue el único que alcanzó a hacerse público esta semana pero hubo otros en departamentos distintos que alcanzaron a ser desactivados por el gobierno antes de que los manifestantes llegaran al objetivo prefijado para tomar. En Relaciones con la Comunidad del Ministerio de Seguridad se concentró la tarea de prevención de situaciones conflictivas de este tipo y la mirada permanecerá especialmente atenta hasta que se desarrollen las elecciones.

Tema caliente de campaña
La preocupación en el gobierno sobre la entrada en juego de activistas políticos decididos a aprovechar el descontento por la falta de vivienda se fortaleció con los discursos de campaña de los dos principales candidatos a la gobernación de la oposición. Tanto el radical Roberto Iglesias como el demócrata Luis Rosales cargaron sus discursos de campaña con críticas a la gestión provincial en materia de vivienda, remarcando que el candidato peronista Francisco Paco Pérez estuvo al frente del Ministerio de Infraestructura, del que depende el Instituto Provincial de la Vivienda.

Iglesias ya hizo la presentación del programa de viviendas que aplicaría en su gobierno si es elegido el 23 de octubre. El ex mandatario señaló que Jaque hizo la mitad de las casas que históricamente hicieron los gobernadores de Mendoza desde el 83 hasta la fecha.

Mientras que Rosales apuntó a la política de viviendas del gobierno como una de las principales debilidades de Pérez. Dick Morris, el gurú internacional que vino a Mendoza a darle consejos para la campaña al candidato demócrata, defenestró al postulante del oficialismo al acusarlo de “no construir una sola casa”.

Comentarios