Deportes
Domingo 29 de Mayo de 2016

El gran líder del Globo

Básquetbol. De la mano de Rodrigo González, Huracán consiguió el soñado ascenso a la A2 del certamen mendocino. Líder dentro y fuera de la cancha sobresalió en momentos claves.

Huracán logró el ascenso  a la A2 y se consagró campeón del torneo “Apertura” mendocino de básquetbol. El gran referente del equipo, que sobresalió en los partidos decisivos, ha sido Rodrigo González.
Momentos muy emotivos donde el jugador del Globo experimentó muchas sensaciones.
“Se me vinieron a la cabeza imágenes de los cinco años que venimos jugando el torneo de Mendoza, peleándola contra todos, haciendo mucho esfuerzo, horas deviaje y de  entrenamiento”, destacó y agregó “Me acordé de mi viejo, mi familia, mi hermano, mis amigos, el club, la gente que nos apoyó, los padres y su  tremendo esfuerzo, las chicas que colaboran con las planillas. Estaba feliz, encima terminó el partido y todos me abrazaban y no sabes que está pasando, no entendés nada, solo querés festejar”.
Asistencia casi perfecta
Hace cinco temporadas que Huracán participa en el certamen capitalino, lapso en el cual Rodrigo faltó a un solo partido. “Falté porque era súper accesible y tenía un tremendo dolor en la cintura que no me podía ni mover sino hubiese jugado igual”.
En la serie final el talentoso jugador azuloro jugó con un esguince de tobillo y otro en la rodilla.
“A veces me agarraba algún que otro dolorcito y terminaba los partidos fusilado, pero todo el amor que uno siente hace que el dolor pase a un segundo plano”, remarcó.
Brilló en momentos claves
Cuando el reloj apremia o cuando hay que cerrar un cuarto, la pelota siempre va a las manos de Rodrigo.
“En algún punto me gusta esa presión. Siempre me gustó tener la pelota en las manos por eso tuve muchas discusiones con los entrenadores del club incluido mi papá. Porque cuando pasaban dos o tres ataques y no tocaba la pelota me ponía de mal humor”, sostuvo y añadió “Pero esas actitudes las fui entendiendo y cambiando. Está claro que si no fuese por la confianza de mis compañeros y del entrenador sería muy difícil”.
Valioso triunfo
Para Rodrigo, el triunfo de Huracán como local ante San Martín (que llegó invicto) en la fase regular fue el gran impulso para los éxitos que llegaron después.
Risas
En el juego decisivo ante YPF, González anotó un par de triples con tablero. Según Rodrigo la “suerte” en ambas jugadas provocaron en él sonrisas y brindaron aún más confianza.
Fanático del básquet
En sus ratos libres mira básquet en televisión, sino a través de la computadora, además lee y consume todo lo relacionado con este deporte.
“Me gusta muchísimo el básquet. Cuando tenía 12 años mi papá me pidió que comenzara a arbitrar. A los 18 me ofreció entrenar las categorías formativas. Además cada reválida o curso que él hacía íbamos juntos. Todo lo que soy hoy, es en gran parte gracias a él”, contó.
En los últimos meses Rodrigo ha recibido varias ofertas para jugar en otros equipos. Ante esta posibilidad el jugador manifestó: “Es muy difícil porque tengo que dejar a mi mamá, a mi hermano y al club. Pero la verdad que me encantaría ir a jugar a otro nivel sobre todo como desafío personal”.
Tiene 20 años y juega al básquet desde los 4.  Su papá lo guía desde el cielo y él condujo a Huracán a lo más alto del certamen mendocino. Un líder dentro y fuera de la cancha.

Diego Figueroa
dfigueroa@diariouno.net.ar

Comentarios